22 nov. 2016

Pongamos que hablo de ellos, los tertulianos

Cómo han cambiado las tertulias
Me resulta cada vez más interesante averiguar la vida y obra de los cientos de tertulianos que se acoplan cada mañana, cada tarde y cada noche en las ondas radiofónicas y televisivas, hasta, incluso, la cada vez menos agraciada tinta sobre papel.

Sus comentarios, sus análisis y hasta sus "sentencias" se convierten en puntos referenciales de esta España nuestra tan dada a enaltecer y elevar a los altares aquello que se ha visto, oido y escrito.

Mi pregunta es si no estamos demasiado saturados de "salvadores" patrios que se sienten y elevan sus  opiniones a la categoría de verdad absoluta. Se está olvidando el periodismo informativo, y cada vez se editorializa más desde los medios de comunicación. Los titulares más que sintetizar la noticia se han convertido en dedos acusadores, señalando el camino de la crítica por criticar. Se está trasladando el vertiginoso mundo de las 140 palabras a los medios tradicionales.

La sacudidas políticas que estamos presenciando en los últimos años en determinados países, los fallidos análisis de las encuestas sociológicas, la radicalización de los mensajes electorales y hasta la pérdida de valores,  nos está llevando a un punto de división ciudadana muy lejos de la famosa igualdad, fraternidad y libertad de la que hace gala el mundo civilizado.

¿Pueden los periodistas ser un foco de "crispación"? ¿Alimentan con sus comentarios, análisis y opiniones un "extremismo" desconocido? ¿Y qué pasa en las redes sociales?. En este último aspecto, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg ha anunciado un plan de siete puntos contra las noticias falsas en Facebook ¿Qué ha pasado tras la victoria de Donald Trump en Estados Unidos?...

Pero no nos desviemos del punto referencial de este post: los tertulianos. Hablemos de ellos. Quién es quién en el mundo de la comunicación. Pero no fijemos nuestra mirada sólo en los rostros visibles, en esos periodistas que tienen incluso su clasificación como los "más influyentes". No. También hay que echar una mirada a quienes dirigen los medios de comunicación, las potentes cadenas de mas media que tienen en sus manos lo que se va a leer, ver y oir en los próximos días. Los hasta ayer poco reconocidos "consejeros delegados", "director financiero", que ahora se han convertido en una presencia mediática tan natural como si ya fueran de la familia. Ese afán por agrupar medios, de monopolizar y luego crear dos corrientes de opinión, chirría bastante para aquellos que defendemos un periodismo vigilante de la verdad.

Por el bien del periodismo y de la salud mental de la ciudadanía, conviene hacer un poco de análisis interno, recuperando valores que se están perdiendo. El "todo vale, porque ellos son los primeros" no debe ser la justificación de ciertos comentarios, frases y hasta gestos que sólo incitan a participar en una sociedad crispada, introvertida, monolítica y sin razonamientos.


Seguiremos analizando esta situación...

0 comentarios: