13 ene. 2014

Se pone en marcha una emisora por y para mujeres

Portada web de "Ondamujer"
Voy a ser breve con este post. Mañana, 14 de enero, arranca la primera radio online hecha y dirigida sólo a mujeres, "Ondamujer". Como dicen en su la página de presentación de su web "¿Los hombres no son capaces de informar sobre lo que preocupa al colectivo femenino?Sí, claro que son capaces. Pero entender a la mujer en todas y cada una de su acepciones no"...

Y hay que convencerse de este argumento. Por eso, ahí dejo los puntos suspensivos. Pensar que en este siglo XXI, del que ya llevamos 14 años transcurridos, las argumentaciones siguen dividiendo a hombres y mujeres resulta, a mi entender, una marcha atrás en el tiempo. Considero que en estos tiempos de un internet ya consolidado, de una visión más transfronteriza de la sociedad, de un mundo globalizado que no tiene ya nada que ocultar no es necesario espacios "unisex"

Puedo estar equivocado y la realidad me esté presentando un espacio coherente, en el que se representa la libertad para el colectivo de la mujer que durante muchos siglos ha sido silenciado.



9 ene. 2014

De nombramiento y petición de cese en la comunicación institucional

Foto web Mº Interior - Guardia Civil
Movido inicio de año para la comunicación institucional en España, un sector que suele (y desea) pasar lo más desapercibido posible. Pero hay hechos puntuales que colocan a este sector de la información en el punto de mira.

Esta semana nos ofrecían el nombramiento de Cristina Ónega (Madrid, 1975) como nueva directora decomunicación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que ha dejado el puesto de jefa de Nacional de los Servicios Informativos de TVE. 

Es de resaltar la importancia que tiene este nombramiento, por cuanto Ónega asume un cargo de nueva creación para dirigir al equipo de comunicación e imagen del principal órgano de gobierno de los jueces, además de la coordinación de los distintos gabinetes de los Tribunales Superiores de Justicia, Tribunal Supremo y Audiencia Nacional. Todo un reto. Sustituye a Agustín Zurita, quien desde 1981 ha llevado las riendas de comunicación del CGPJ, un órgano de Gobierno integrado sucesivamente por mayorías de distinto signo político. Zurita continuará ligado a la institución.

Ónega inició su carrera profesional en RTVE en 1997, en la sección de nacional del Canal 24 Horas. En 1998 se incorpora a la redacción de los Telediarios también en el área de información política. Desde entonces se ha ocupado de la información de justicia y tribunales. En estos 14 años ha informado sobre política judicial.

El otro punto de mira, ha sido la “metedura de pata” informativa del Gabinete de Comunicación del Ministerio del Interior al difundir por error una nota de prensa y un tuit sobre una operación antiterrorista de la Guardia Civil en el País Vasco “anunciando” la detención de varios abogados defensores de los miembros de ETA antes de que se produjera la acción.

A la media hora, a las 15.34, desde el Ministerio se quitó el tuit y envió un avance urgente donde se indicaba que "la información enviada sobre esta operación antiterrorista queda anulada a todos los efectos" . En unos tiempos donde la velocidad informativa y su repercusión se mide en segundos, resultaba ya poco efectiva la nota de rectificación. De nada han servido “gestos” como El País que retiró la información, dado que ya estaba circulando por toda la red.

No han tardado en pedir la dimisión del Dircom de Interior por el error en el comunicado de la operación contra ETA.  El portavoz delSindicato Unificado de Policía (SUP), Jose María Benito, fue el más contundente al reclamar la dimisión del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y su jefe de prensa, Albert Gimeno (Barcelona, 1964), por ser los responsables de, según sus palabras, ‘un hecho sin precedentes jamás ocurrido en la historia de la lucha antiterrorista en este país’.

Realmente, un hecho sin precedentes, pero que deja entrever el “material” con el que tiene que trabajar la comunicación institucional

8 ene. 2014

El Gobierno y su crisis de credibilidad

La Secretaria de Estado de  Comunicación, Carmen Martínez Castro (Caracas, 1961), es, sin lugar a duda, la persona más desconocida para el gran público del Gobierno de Mariano Rajoy, y , sin embargo, es el punto de referencia de los medios de comunicación de este país. Su afán por vivir entre bambalinas la está haciendo pasar desapercibida en un "mundillo",el periodístico, que vive en constante rumorología.

A su cargo está el Ministerio de la Presidencia, que además de contar con su propia directora de gabinete, tiene a sus órdenes a la periodista Consuelo Sánchez Vicente (Madrid, 1953), como directora general de Comunicación. Además, el equipo de Martínez Castro se completa con seis profesionales que ostentan la responsabilidad sobre las secretarias generales de Información Nacional, Internacional, Análisis y Documentación, Comunicación Electrónica y Nuevas Tecnologías. Departamentos en los que trabajan un nutrido grupo de periodistas, a los que hay que unir el de los respectivos gabinetes de prensa de los doce ministerios del Gobierno que preside Mariano Rajoy.

Y todo este recuento tiene su razón de ser en el referente informativo que se le exige a un profesional que lleva las riendas de la comunicación de este país, o lo que algunos han dado en llamar la "Marca España". La labor de Carmen Martínez 
es hacer entender la gestión y las decisiones políticas de un gobierno que está "navegando" en una aguda crisis de credibilidad, a la que ha llegado tras meses de desgaste debido a la dureza de los recortes aprobados para salvar la coyuntura económica.

¿Y cómo han sorteado este desgaste?. Los métodos han sido de lo más extravagantes: ruedas de prensa del Presidente con los periodistas sentados ante una pantalla de plasma, sin permitir preguntas; fiscalizar quién debe preguntar al Presidente; el negar la mayor ante las pruebas evidentes de escándalo en la contabilidad del PP. Una estrategia de comunicación sin orden ni concierto.

Dicen las "malas lenguas" que la propia Carmen Martínez, en un momento de franqueza, reconocía que su Gobierno “gobierna muy bien pero comunica muy mal”.  Tras este "mea culpa" se encuentra un Ejecutivo que ha hecho del ruido mediático su razón de ser y gobernar. Nada se interpone en su camino. Da la impresión que la sociedad va por un lado y el Gobierno por otro.

Y de este modo, la credibilidad de un gobernante, esa que le permite levantarse cada día con la sensación de respaldo, se va perdiendo. De nada sirve aprobar una Ley de Transparencia, que han colgado de la web del Ministerio de la Presidencia junto al plan de trabajo para reforzar la Marca España, si no es transparencia lo que se está ofreciendo a la sociedad. La constante falta de referente informativo se hace cada vez más visible ante los ojos de un país que vive inmerso en salvar el día a día como mejor puede.


6 ene. 2014

Proteger los datos o la importancia del consentimiento

La desconfianza reina en Europa, según las conclusiones del Eurobarómetro 404 sobre "Ciberseguridad". En este informe, nueve de cada diez europeos evitan divulgar información personal online y el 76% está de acuerdo con que el riesgo de ser víctima de un cibercrimen se ha incrementado en los doce últimos meses. En el caso español, el 84% de los encuestados está preocupado por el hecho de que los websites no garanticen la seguridad de sus datos personales, el mayor porcentaje de la UE y muy por encima del 70% de media europea.

Para que la confianza vuelva a posicionarse en el mundo de internet, el Parlamento Europeo, a través de la Comisión de Libertades, Justicia e Interior, de la que es presidente el español Juan Fernández López Aguilar, aprobó, por amplia mayoría, el pasado octubre la nueva legislación de protección de datos europea, y que supone un enorme refuerzo de la privacidad de los ciudadanos de Europa ante empresas y actuaciones policiales...Para hacernos una idea, la Ley que está vigente data de 1995.

A  partir de la aprobación definitiva de la nueva legislación (previsto para abril de 2014), el procesamiento de datos de carácter personal deberá regirse en toda la UE y en sus Estados Miembros por los principios de legalidad y transparencia. Se fortalecerá la protección de la privacidad en el tratamiento de datos. Se refuerza la importancia del consentimiento, de tal modo que una empresa pueda procesar información personal solo si antes ha obtenido el permiso de la persona afectada.

Cualquier persona tendrá "derecho al olvido", es decir, a conocer qué datos suyos son procesados y a solicitar que sus datos puedan ser borrados o corregidos en internet. Según el español López Aguilar, "el borrado o corregido debería llevarse a cabo por la empresa implicada y comunicado a cualquier tercera parte a las que hubiese enviado los datos para que estos a su vez sean borrados o corregidos".

Este punto ha resultado ser especialmente conflictivo, llegando incluso algunos eurodiputados a proponer que sea eliminado porque consideran imposible aplicarlo. Pero es de una gran importancia, porque en estos momentos es muy fácil encontrar información sobre una persona en internet, y el uso que se le puede dar a esos datos puede traer consecuencias graves sobre su vida.

Se da un paso muy importante para la privacidad en internet, y sobre todo que devuelva la confianza a los ciudadanos en los temas de seguridad en el uso de redes sociales y en los famosos servicios "cloud computing". Aunque es evidente que en materia de protecciòn de datos todavía queda mucho por hacer, es bienvenido el rigor de las instituciones legislativas en poner algo de cordura y orden allí donde reina todavía el caos.

5 ene. 2014

A reinventarse tocan

Foto del portal Foter 
Que el tiempo va pasando es algo tan evidente que hasta suena pedante. Pero volviendo la vista atrás compruebo que es tan cierto y tan abrumador que hasta me da escalofrios...

Muchas cosas han pasado desde que en el año 2005 decidí poner en marcha este blog. Al principio fue el impulso por la novedad, la escritura, la curiosidad, ese mundo de internet que se abría amplio y salvaje como el tan famoso Lejano Oeste americano.

El tiempo -siempre el tiempo- fue pausando la euforía inicial y comenzó la etapa de la efervescencia creativa. Ese punto álgido en el que el mundo giraba en torno al blog: los amigos, los conocidos, los presentados, los invitados, los correos electrónicos, las estadísticas, el lenguaje html, el ordenador, los consejos, el hágalo usted mismo... todo un espacio infinito para la creatividad literaria.

Día tras día iba plasmando en este blog mis mejores momentos de inspiración, basados, eso sí, en mi experiencia como comunicador institucional. El periodismo, siempre el periodismo, me hacia teclear las palabras con una velocidad, a veces, imposible de mantener. El mundo de la comunicación me inspiraba y hacia que todo fluyera con una rapidez vertiginosa. Vértigo, esa es la palabra que ahora resuena con fuerza en mi cerebro. Un vértigo casi enfermizo que me hacía ir y venir con temas cada vez más profundos, más filosóficos, más introvertidos...  el mundo entero giraba en torno a la comunicación.

El paso del tiempo hizo su mella en el devenir del blog. La grieta de la creatividad se hizo más profunda, pero en ella seguían circulando las ideas. Pocas, eso sí, pero las necesarias para ir manteniendo el caudal de la inspiración.  Una inspiración que ya no era tan vertiginosa, pero sí lo suficiente para mentener un ritmo de trabajo más ajustado a la actualidad.

Como todo en esta vida, hubo un punto y aparte. Un stop tan largo en el tiempo que hizo pensar a más de uno que algo estaba ocurriendo. Esa grieta profunda ya no tenía un rio de inspiración que cruzara su estrecho paso. Se secaba por momentos, si bien en algunas ocasiones hubo pequeñas riadas que hacían presagiar la vuelta a una actividad lúdico-creativa.

Y así llegamos a este incierto 2014. Y toca reiventarse para seguir adelante. Este blog nació con un propósito: agradar y ser una válvula de escape profesional. Dos objetivos que se han compaginado bien y que deben seguir el mismo camino. No hay posibilidad de una parada definitiva ni tan siquiera una marcha atrás. Es hacia adelante. Simpre adelante.

Y el propósito está claro, como bien dice el encabezado: "un Blog de Comunicación Institucional, administración pública, periodismo, gabinetes de prensa y... lo que se tercie". y todo desde una óptica más serena, más meditada, más elaborada, y, por qué no, más veterana, que no vieja. Los tiempos ya han cambiado, no hay posibilidad de marcha atrás. Es el tiempo de internet, un tiempo que debemos coger en marcha porque no hay una parada para el rezagado. O se está en internet, o se está en el declive, en esa pendiente que es la decadencia.

Seguimos adelante, y el propósito no deja de ser un mero formulismo que debe ser corroborado con una constante presencia en esta ancha y profunda red que es internet... por eso, apelo a vuestra comprensión (querido lector) para alcanzar la forma de estructurar los textos, que en internet está determinada más por razones funcionales que por simples razones estéticas, literarias o artísticas. Porque está claro que si los usurios se pierden en un sitio web, lo abandonan... si la información del sitio web es dificil de leer o no responde a las preguntas clave de los lectores, estos lo abandonan.