27 abr. 2007

Gallardón utiliza la comunicación institucional para hacer campaña electoral

Se veía venir. Faltan 32 días para las elecciones locales y algunas autonómicas, y la maquinaria de propaganda ya está en pleno funcionamiento. La base teórica, pura y dura, señala que cada partido político tiene que “vender” a su candidato con todas las grandezas y parabienes que se puedan.

El candidato por el PP a la alcaldía de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, ya tiene su maquinaria engrasada con carteles que van difundiendo su rostro y compromiso con la ciudad madrileña.

Pero hasta aquí la teoría. Ruiz Gallardón es el actual alcalde de Madrid, y el pasado 25 de abril decidió presentar un balance de sus cuatro años de gestión (2003-2007) con esta “aséptica” entradilla:

+La acción de gobierno en la Ciudad de Madrid entre 2003 y 2007 ha sido la más intensa que una ciudad europea haya experimentado en su historia reciente
+ Ruiz-Gallardón pide a los ciudadanos que se pregunten si Madrid les ofrece hoy más medios que hace cuatro años
+ El Ayuntamiento ha corregido desequilibrios heredados de un pasado que ignoró a barrios enteros más allá de la M-30. “Hemos reparado esa deuda haciendo que los perdedores de ayer sean los ganadores de hoy”

Quede constancia que estas líneas son copia literal de la nota de prensa emitida por el gabinete de comunicación del Ayuntamiento de Madrid (www.munimadrid.es) . La comunicación institucional ha sido, de nuevo, utilizada como vehículo para hacer campaña electoral.

No hay una regla de oro para limitar cómo se deben hacer las notas de prensa institucionales, y en este caso Ruiz Gallardón, como dice su gabinete de prensa, hace balance de los cuatro años de gestión, y por lo tanto, los “calificativos” tienen que surgir, pues los ha dicho el alcalde.

Ahora bien, todo se desmorona cuando se lee que esa presentación ha sido sufragada con dinero procedente de las arcas del PP y que el acto se presentó en un teatro con unas 300 personas, entre los que se contabilizaban todos los concejales del ayuntamiento de Madrid. La pregunta que surge ¿por qué está colgado en la Web del Gabinete de Comunicación del Ayuntamiento de Madrid este acto como si fuera un evento municipal? Si ha sido un acto de partido ¿para qué se le da un formato institucional?

De nuevo la delgada línea de la comunicación institucional se rompe hacia el lado más político. Luego querrán que se tomen en serio las informaciones que emitan los organismos públicos, pero… ¿con qué autoridad se puede pedir esa seriedad si a la mínima ocasión se utiliza para alabar las grandezas del titular de la Administración? La información institucional que le ha llegado al ciudadano es que todo lo acontecido en estos últimos cuatro años en Madrid ha sido lo más grande que le puede suceder a una ciudad… Lo peor de todo es que pasadas las elecciones, esos políticos querrán que la ciudadanía tome en serio a las instituciones, confíen en ellas y tengan la seguridad de recibir una información veraz y objetiva de las actividades que se desarrollen en bien de la ciudadanía… ¡alabado sea el señor!

26 abr. 2007

¿Estamos dando demasiada importancia a los blogs?

La jornada de ayer del II Congreso Internacional de Blogs y Periodismo en la Red estuvo bastante entretenida, teniendo en cuenta que coincidía en lugar y fecha con las votaciones al rectorado de la UCM.

Un pequeño y engorroso barullo se formó en torno al salón de actos de la Facultad de Periodismo, que, con diligencia y mucho esfuerzo intentaron solventar con eficacia, en especial su director Jesús Flores Vivar, que, en tono deportivo, sudó bien la camiseta.

La conferencia de Francis Pisani no defraudó por cuanto lleva siempre de “novedad” al cambiante mundo de la web 2.0. De entrada ya dió "retoque" semántico con poner un calificativo al entorno de la web 2.0, quitando esa imagen de blogosfera, que según Pisani no “cobija” todo, y proponiendo la utilización de Blogalaxia que cubre todo su entorno mediático. No voy a extenderme mucho en esta conferencia, ya que tiempo habrá de volver a retomar las palabras de Pisani para este Blog.

Como decía, la jornada comenzó tarde y ello obligó a una aceleración para que cupieran en la mañana los paneles científicos y mesas redondas propuestas. Pero se consiguió.

Ya por la tarde, los Grupos de Trabajo tuvimos que desplegarnos por la Facultad y algunos nos tocó compartir “mesa y mantel”. Lógico por el número de comunicaciones que se exponían (pocos) y número de asistentes (pocos). Eso sí, el lugar elegido no pudo ser más grande: el salón de actos de la Facultad, que proporcionó el sollozante espectáculo de un vacío inmenso.

Pero resultó interesante la demostración de profesionalidad académica y de interés por parte de los conferenciantes que leyeron sus comunicaciones. La intensidad con que se llevó a cabo ante un auditorio que, como he dicho, primaba más el vacío, es digno de elogiar. Hablaron con la seguridad que da el haber trabajado sobre un tema concreto y que desean dar a conocer.

Conclusiones podemos sacar muchas, y en este blog las iremos poniendo poco a poco, pero, por ahora, quédense con esta pregunta “¿estamos dando demasiada importancia a los blogs?”. Los blogs como medio alternativo, los medios de comunicación que promueven blogs y los blogs institucionales públicos y privados. Todos ellos quieren ponerse al día, y, como la moda es el blog, quieren su hueco.

Una de las conclusiones es el “interés mercantil” que ha generado el mundo del blog. Es una forma de captar lectores-clientes. Para los políticos un lugar donde poner sus bondades, y para las empresas un espacio para contrarrestar opiniones críticas.

Ya digo, hablaremos más largo y tendido sobre lo que dio de sí el Grupo de Trabajo Blogs institucionales públicos y privados, donde Francisco Cabezuelo y Fernando Saiz dieron una comunicación realmente magistral. En estos momentos preparo un resumen, que gustosamente lo publicaré en este blog.

24 abr. 2007

Tengo un monólogo para usted

No puedo dejar pasar la oportunidad sin dar mi opinión sobre el programa “Tengo una pregunta para usted”, un formato de televisión –copiado de Francia- donde 100 ciudadanos preguntan a un líder político –Mariano Rajoy- o a un presidente – Rodríguez Zapatero-.

Sobre la teoría está bien el programa: los ciudadanos, sin censuras ni filtros, deciden hacer la pregunta que más les interese, y en frente unos líderes políticos que deben saber responder con garantía, eficacia y claridad. Incluso el formato televisivo permite la “repregunta”.

Pues bien, lo visto con Zapatero y Rajoy no tiene nada que ver con esa teoría. Los ciudadanos iban por un lado –con sus preguntas-, y los políticos por otro –con sus respuestas-. Parecía el “camarote de los hermanos Marx” por ver quién ignoraba a más gente.

Zapatero, con un guión prediseñado, no se movió ni un ápice… cifras, cifras, cifras; y Rajoy, con otro guión programado también, se dedico a quitarse responsabilidades: él era perfecto, los errores venían de otro lado.

La sensación es que los equipos de Zapatero y Rajoy han querido ser tan metódicos en no meter la pata que han “encorsetado” a sus líderes, impidiéndoles ser ellos mismos. No se vio a un Zapatero suelto, libre, capaz de responder con claridad y sinceridad a las preguntas, incluso, ¿por qué no?, lanzar promesas. Que sea presidente del Gobierno no le impide reconocer que algunas cuestiones hay que desarrollarlas –ejemplo de la carrera de Psicología ¿entrará en el cuadro médico de la Sanidad española?-.


Ni qué decir tiene que Rajoy, como bien dice mi amigo Juan Varela, “es el perfecto irresponsable…El líder del PP no se considera responsable ante los ciudadanos. Ni siquiera para confesar un sueldo que depende de las arcas públicas (tanto el de diputado como el de partido). Tampoco para admitir las contradicciones de la fiera oposición de su partido al gobierno en temas de estado. Si se habla de corrupción urbanística, no sabe nada. Si del comportamiento de sus diputados en el Congreso, tampoco. De las alimentadas sospechas con interpelaciones parlamentarias y manifestaciones sobre la supuesta conspiración del 11-M, nada. ¿Los inmigrantes? Pero, señor Rajoy, ¿viajaban los emigrantes gallegos a América con contrato de trabajo?”.

Mejor no lo podía yo decir. El guión estaba escrito, y por lo tanto, igual que el formato televisivo “El Club de la Comedia”, los dos líderes políticos optaron por el monólogo, sin atender qué se le preguntaba.

22 abr. 2007

Caldera y Sevilla vuelven a la escena política

Era de esperar. No podía ser que Jesús Caldera y Jordi Sevilla, dos piezas claves en la etapa de oposición del PSOE se quedaran relegados a un plano testimonial dentro del Gobierno.

La escasa presencia política de estos dos ministros se había convertido en una interrogante para muchos analistas políticos de las tertulias mañaneras. Y es que razón no les faltaba, porque a nivel de comunicación la actividad del ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla (y eso que tiene blog), y el de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera ha sido prácticamente nula. Escasa presencia en los medios, y pocas intervenciones –por no decir ninguna- que se salieran del guión de lo políticamente correcto. Creo, incluso, que son los dos ministros que menos titulares han proporcionado a los medios de comunicación.

Pues bien, me “entero” por el artículo de Soledad Gallego en El País, publicado en el dominical, que a partir de ahora Caldera y Sevilla van a ser “las estrellas invitadas” en los actos electorales que ha programado el PSOE. Y es lógico. Ambos tienen en sus manos dos carteras muy “sociales”, que van dirigidas exclusivamente a la ciudadanía, y ahora es el momento de mostrar el trabajo que han realizado en estos últimos años.

Y es bueno reconocerlo. Los dos llevan bajo el brazo medidas muy sociales. Caldera con su Ley de la Dependencia, Ley de Igualdad, y Jordi Sevilla con su Estatuto del Empleado Público, la modernización electrónica de la Administración y mejorar los servicios públicos que reciben los ciudadanos. No olvidemos que, por ejemplo, el Estatuto del Empleado Público afecta a 2,4 millones de funcionarios y laborales… un porcentaje electoral demasiado alto para que se quede aislado.

Ahora la maquinaria de comunicación institucional del PSOE tendrá que ponerse en marcha y a la vez compartir mecanismos con el Gabinete de Comunicación de cada ministro. Es importante que exista una coordinación. Por un lado estará el político que presentará locuaz su trabajo, y por otro el ministro que debe cuidar sus maneras, gestos, palabras que puedan lanzarse contra el Gobierno. Es muy fácil que la euforia les lleve a salirse del guión y hablar hasta de la Santísima Trinidad – y no me refiero a la “Trini” que todos conocemos-.

19 abr. 2007

Falta personal para la Ley de Impulso de la Sociedad de la Información

Más de 5,5 millones de hogares españoles están conectados a Internet, según la XIII Oleada del Panel de Hogares del Observatorio de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información de Red.es. Son ya 18,6 millones de españoles que declaran haber accedido a Internet, y para añadido un 61% de los que acceden a la Red lo hace cada semana.

En esta Oleada se indica que los españoles muestran una actitud más positiva las tecnologías de la información, sobre todo su utilidad para la educación y el mundo laboral. Datos que van confirmando el auge de las nuevas tecnologías, y sobre todo el acceso a Internet de la población española. Crecimiento que conlleva un gasto importante en los hogares, que sólo en el referente a Internet –sin contar telefonía móvil, ni televisiones de pago) asciende a un total de 384 millones de euros.

Para que esta sociedad conectada tenga seguridad, hace falta también que se produzca un “amparo” legislativo por parte del Gobierno. El acceso a la Administración Electrónica está ya dado, y el Consejo de Ministros del pasado viernes dio luz verde al proyecto de la Ley de Impulso de la Sociedad de la Información (LISI). Todo ello para que en el año 2010 los ciudadanos tengan derecho pleno a una Administración electrónica que le responda con rapidez.

Pero esta Sociedad de la Información tan bien planteada, cojea desde su inicio. ¿Está el personal de las Administraciones Públicas preparado para ese nuevo estatus de relación ciudadano-administración? Cuando se habla de trámites burocráticos, en el más puro sentido, no debe haber problemas, ya que serán los propios ordenadores los que compulsen y den el visto bueno a un trámite.

La cuestión es si la Administración General del Estado y las Autonómicas se encuentran en condiciones óptimas para responder al ciudadano. La comunicación que se lleve a cabo debe estar bien estructurada, sin fallos, y sobre todo, sin respuestas automáticas. El ciudadano se daría cuenta rápidamente que su pregunta ha sido generada por un ordenador y , por lo tanto, no obtiene respuesta. Es imprescindible que tras la solicitud exista una persona cualificada para responder, que además proporcione un formato más fácil para la comprensión de los enrevesados textos burocráticos.

En este punto los periodistas institucionales van a jugar un papel primordial. Traducir a un texto legible, sencillo y claro las normativas administrativas será casi una obligación. Un ciudadano cuando es conocedor de una nueva ley o decreto que puede afectarle, a buen seguro que irá a esa Administración Electrónica a pedir información más detallada. De nada servirá que una máquina “escupa” el farragoso texto burocrático que publica el BOE. Querrá la sencillez, la claridad, el texto directo, y, sobre todo, la posibilidad de un “diálogo”: yo pregunto, tú respondes, yo comento, tú me aclaras… y así emisor-receptor convierten una consulta en una conversación.

Desde mi modesta visión creo que los periodistas, como profesionales de la comunicación, deberán ser los encargados de establecer esta línea de relación en la Sociedad de la Información.

17 abr. 2007

El II Congreso Internacional de Blogs y Periodismo en la Red supera los 500 inscritos

El II Congreso Internacional de Blogs y Periodismo en la Red (www.ucm.es/info/congresoblog), que se celebrará en Madrid durante los próximos días 25 y 26 de abril en la Facultad de Ciencias de la Información, ha superado la cifra de los 500 inscritos. Este evento es organizado por el Departamento de Periodismo II de la Universidad Complutense.

Hasta el momento han confirmado su presencia (en calidad de ponentes o asistentes) profesores, investigadores, periodistas y bloggers procedentes de 15 países: Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, España, Estados Unidos, México, Paraguay, Perú, Portugal, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela.

La edición de este año será transmitida en tiempo real a través de la página web del propio Congreso. Se ha habilitado un espacio WiFi para que los asistentes puedan acceder a Internet con sus ordenadores portátiles y restantes dispositivos móviles.

El II Congreso Internacional de Blogs y Periodismo en la Red cuenta con la colaboración del Observatorio de Periodismo en Internet (OPEI) y la Fundación Orange. Por sus contenidos, se dirige fundamentalmente a docentes, investigadores, postgraduados, estudiantes de Ciencias de la Información y Comunicación, periodistas bloggers, profesionales de los gabinetes de prensa y comunicación y, en general, a todos aquellos interesados por el desarrollo de la cultura digital en los medios y en la Sociedad de la Información.

Aunque el plazo para la presentación de comunicaciones se ha cerrado, las inscripciones para asistir a las sesiones plenarias y mesas de trabajo del congreso estarán abiertas hasta el 23 de abril (inclusive). Debido al aforo limitado, dichas inscripciones se realizan por riguroso orden de petición, enviando los datos que se solicitan en el formulario al efecto incluido en la página web.

Animaros y visitar la página del Congreso, inscribiros (es gratis, y si quereis un diploma de asistencia tendreis que pagar 10 euros), y participar en un evento que permitirá tener una visión más práctica y teórica sobre el fenómeno blog... En el décimo aniversario del nacimiento del blog, creo que es una buena oportunidad para ampliar conocimientos y , sino, adentrarse en un espacio que está llamado a ser una pieza de referencia en la sociedad del siglo XXI.

16 abr. 2007

Partidos políticos y sindicatos canarios en contra del despedido de una periodista institucional

Se hace extraño leer que partidos políticos y sindicatos se unen para protestar por el despedido de un/a periodista que trabaja en una institución pública. Esta iniciativa se ha dado en Gran Canaria, a través de la Unión de Profesionales de la Comunicación de Canarias (UPCC), quien en comunicado pide unidad “para protestar contra la actuación de nepotismo que ha sufrido la periodista Luisa del Rosario al ser despedida de manera injustificada como responsable de comunicación del teatro Pérez Galdós de la capital grancanaria”.

Según este sindicato la simbólica protesta consistió en que los asistentes al concierto inaugural del mencionado teatro, portaran un lazo amarillo en su vestimenta como muestra de repulsa ante este tipo de comportamientos.

Lo más llamativo de este comunicado es que pone voz a una “actividad” muy cotidiana en el mundo de la comunicación institucional, y lo hace en estos términos “UPCC insiste en hacer un llamamiento a todos los colectivos sociales, culturales, organizaciones políticas y sindicales para que sigan sumándose a esta simbólica protesta puesto que lo que está en juego es la necesidad de parar este tipo de atropellos de quienes consideran que las administraciones públicas son su finca particular”.

Para finalizar con que “el injustificado despido de la compañera Luisa del Rosario para contratar a la esposa de un alto dirigente del Partido Popular (PP) es un claro ejemplo de hasta dónde son capaces de llegar algunos, y desde UPCC consideramos que ya está bien de permitir este tipo de agresiones a nuestra dignidad sin que los que trabajamos en los medios de comunicación alcemos la voz”.

Muchos de los que trabajamos como periodistas para las administraciones públicas “padecemos” desde hace 30 años este tipo de agresiones y actuaciones de nepotismo. Ver cómo se quitan puestos de veteranos profesionales para dárselos a otros más inexpertos sólo por la “calificación” de ser amigo de, es algo muy cotidiano. Bienvenida sean estas iniciativas que piden colocar algo de dignidad profesional a un colectivo que sigue a merced de los vaivenes políticos.

12 abr. 2007

La singular campaña municipal de IU en Rivas Vaciamadrid

Cuando en una campaña electoral se quiere hacer algo diferente no hay nada mejor que ponerlo en el slogan. La agrupación Izquierda Unida de Rivas Vaciamadrid (Madrid) ha tenido la singular idea de situar a su candidato a la alcaldía, José Masa, bajo el paraguas del "somos diferentes".

Y para cumplirlo han decidido presentar en video unas parodias cotidianas en donde aparecen como protagonistas los artistas Pepín Tre, Almudena Grandes, Ismael Serrano, Luis Pastor, Pilar Bardem, Pedro Guerra... vamos, lo que algunos dirían "¡esa pandilla de rojos!". Y además, en todos los videos (cómo no) hay un "cameo" del propio alcalde de Rivas, José Masa. Imaginación no les falta a estos chicos.

No se pierdan los videos, que a buen seguro darán mucho de qué hablar. Para verlos todos pinchen en este enlace: VIDEOS

El de Almudena Grandes, como "pescatera", no tiene desperdicio. Vean.

11 abr. 2007

Cargo público: coge el dinero y descansa

No hay nada más reconfortante que levantarse un día y añadir dos nuevas palabras al diccionario personal. “Sinecura” y “sátrapa”. De la segunda tenía cierto conocimiento, pero de la “sinecura” ha sido mi gran hallazgo.

Un hallazgo que además viene acompañado de un artículo de Gabriel Tortella, catedrático de Historia Económica de la Universidad de Alcalá, en el diario El País de hoy. Una reflexión sobre ¿qué concepto tiene el político de un cargo público?.

Desde mi posición de trabajador de la Administración la respuesta ya la tenía asimilada, pero Gabriel ha otorgado un barniz más brillante que ha sacado a la luz lo que tantas veces he podido oír en los pasillos ministeriales: “en España hay una larga tradición de concebir los empleos públicos como, en el mejor de los casos, sinecuras, y, muy frecuentemente, algo parecido a las satrapías”.

“Sinecura”: es un empleo o situación que no da trabajo y sin embargo está bien remunerado; “sátrapas”, gobernadores del antiguo imperio romano, famosos por su codicia y despotismo.

Gabriel añade en su artículo que “en España hoy desde luego es práctica rara que a un alto funcionario de nombramiento político se le nombre por su competencia; más bien los criterios básicos son los compromisos y equilibrios políticos y también las presiones y recomendaciones del candidato y sus amigos”.

Más fino y claro no se puede decir. Los 30 años de democracia que llevamos en España no han servido más que para el servilismo y la incompetencia en los altos cargos. Ya nadie está por la causa del bien común, sino por el interés de una posición privilegiada (¡es que es un alto cargo de la Administración!) y por un empleo sin trabajo bien remunerado.

Y no voy a dejar escapar la ocasión (por que este blog y la libertad de expresión me lo permite) para situar en el entorno de estos sátrapas y sinecuras a los DirComs de la Administración Pública: un empleo sin trabajo que está bien remunerado y que se sienten “gobernadores” de la información institucional. Que generalizo mucho, puede que sí, los habrá al servicio de la causa pública, pero, a estas alturas de mi vida, permítanme que lo dude. La competencia y la honradez, como en la antigua “mili”, se presupone.

10 abr. 2007

Un fraude de Ley

Desde este blog se ha escrito bastante y variado sobre la “viabilidad” de la famosa Ley de Publicidad y Comunicación Institucional (BOE n. 312 de 30/12/2005) que se aprobó hace un año y medio. Una Ley que se revestía de un pomposo nombre y que además pretendía regular la propaganda institucional, frenar el abuso de tanto autobombo de éxitos -a veces ciertos, otras no- de gestión política. Y además, llevaba el calificativo de “Comunicación Institucional”.

Ya dijimos los agujeros que presentaba la ley, la falta de una regulación específica, real y concreta de lo que es la comunicación institucional, y por supuesto un órgano público que permitiera controlar de manera efectiva ese “autobombo” al que con tanta facilidad caen los políticos-gobernantes.

El editorial de El País de hoy viene a confirmar esta circunstancia, donde analiza ese año y medio de fracaso de la Ley de Publicidad y Comunicación Institucional con un pregunta ¿Para qué sirve elaborar una ley cuando luego se reconoce la dificultad de aplicarla?. Es para sonrojarse comprobar que la comisión encargada del cumplimiento de la ley se declara incompetente en la mayoría de los casos interpuestos contra presuntos casos de publicidad ilegal de las administraciones locales.

No conforme El País con esa interrogante, formula al final del editorial otra más preocupante “¿no es ya hora de que nuestros gobernantes entiendan que hacer uso alegremente de los fondos públicos para ensalzar su gestión es un fraude intolerable?.

Y tan intolerable, como que aún no se ha regularizado un punto básico para hacer que los políticos-gobernantes no se sientan unos animosos “Goebbels” con el poder que da la propaganda institucional: regularizar la comunicación institucional, el trabajo independiente de los profesionales que la llevan a cabo legislatura tras legislatura, control más preciso de la utilización de la información privilegiada que se manejan en los ministerios, autonomías y ayuntamientos. Esa era la parte fundamental, y la otra, la que ahora genera críticas, la publicidad institucional, no es más que rubrica final de una ley creada para cumplir un compromiso electoral sin más pretensiones.