31 mar. 2007

FAPE: crecemos y estamos mejor organizados

Maratoniana sesión a la que he asistido en la 66 asamblea general de la FAPE en A Coruña (Auditorio Fundación Caixa Galicia). Variados han sido los temas que se han tratado. El primero, por lógica, era el estado de cuentas, aprobación, etc...

Luego el discurso de Fernando González Urbaneja, quien repasó el año y aseguro que en el "ámbito interno, organizativo, hemos cumplido los objetivos previstos: crecemos y cada día estamos mejor organizados". Un discurso que no sólo fueron loas al buen trabajo y avances obtenidos, también tuvo su lugar la crítica: "no hemos avanzado en el enfoque de los problemas profesionales, especialmente el de la precariedad (la inserción), el de la manipulación, y también la implantación y desarrolllo de instituciones profesionales... y aún estamos empezando la crítica a los planes de estudio y a propuesta de una reforma de los mismos".

El tema más caliente de la sesión de la mañana fue la redacción de la "Declaración de La Coruña" en la que se quería posicionar a la FAPE ante el conflicto Prisa-PP. Un debate enriquecedor, con un variado posicionamiento, y que, finalmente, se optó por la vía más indicada para la importa y entidad que tiene la FAPE. "El debate político en España discurre por unos cauces de confrontación y crispación que hacen cada día más difícil el ejercicio del periodismo. Trasladar a los medios y a las redacciones esa crispación y utilizar a los periodistas y a los medios para aviarla introduce riesgos en la convivencia social y arruina la credibilidad de los periodistas". Y para ello nada mejor que acordar por unanimidad "defender el espacio más amplio para la crítica, con los límites que fijan las leyes y controlan los tribunales. Los dirigentes políticos deben sorportar la crítica". Finalizando un compromiso "la FAPE ofrece su apoyo a cuantos periodistas afectados por conductas que merman el más libre y crítico ejercicio de su profesión".
En cuanto a la organización del evento dar un sobresaliente a la Asociación de Periodistas de A Coruña y a sus patrocinadores que han sabido poner los medios y las facilidades para el trabajo de los asambleistas.

La ANPAP ha tenido su opción de voz y voto. Una voz que se escuchó en boca de su presidente señalando la situación de los periodistas que trabajan para las administraciones públicas, la falta de un reconocimiento profesional, y la dificultades que han encontrado con la Administración Central para poder elaborar un censo de los periodistas que están trabajando para ella.

Ampliaremos más datos en próximos días.

29 mar. 2007

LA ANPAP participa en la Asamblea General de la FAPE en A Coruña

Mañana viernes la Asociación Nacional de Periodistas de las Administraciones Públicas (ANPAP) participará como organización con voz y voto en la LXVI Asamblea General de la FAPE que se celebrará en A Coruña.

En esta Asamblea, la ANPAP intentará dar a conocer las dificultades para podr elaborar un censo de los periodistas que trabajan para la Administración Central. Dificultades que no han permitido, a la fecha actual, saber el número de profesionales del periodismo que trabajan al servicio de la Administración Pública.

Seguiremos informando.

26 mar. 2007

25 mar. 2007

Gabinetes de Prensa de la Administración, entre la temporalidad y la continuidad

La definición teórica del Gabinete de Comunicación en su base organizacional es la de un departamento interno a la entidad que, integrado en la estructura de ésta, se encarga de elaborar y ejecutar la política comunicativa.

Posicionados en esta teoría, los gabinetes de comunicación de las instituciones públicas toman como referente la misma, aunque su operatividad es completamente distinta. Dada la singularidad de las Administraciones públicas, los gabinetes de comunicación desarrollan su labor en un marco falto de regulación, desestructurado y moldeable.

Esta circunstancia está motivada por la “temporalidad” que se da en los cargos de los responsables del Gabinete de Comunicación Institucional. Un tiempo marcado, unas veces por la actividad legislativa, y otras por las remodelaciones político gubernamentales que se den en ese periodo legislativo.

De ahí que surjan choques de intereses entre lo que es la operatividad comunicativa de la institución (el derecho de los ciudadanos a la información administrativa y, por lo tanto, la necesidad de transparencia de la opinión pública) y la política de comunicación que en esos momentos esté gobernando. La primera se mueve en los parámetros de la continuidad en el tiempo, mientras que la segunda trabaja con la inmediatez legislativa obligada.

Es por ello que no se haya establecido una regulación concreta de los gabinetes de comunicación, y si bien es un departamento interno a la entidad Administrativa, también es cierto que es el único que más se ve afectado por los giros políticos que se den en la actividad gubernativa. De este modo la institución se ve “obligada” a mantener el flujo informativo con la ciudadanía, y por otro, el “estancamiento” gubernamental que impide desarrollar una política de comunicación a largo plazo.

En esta doble velocidad gana siempre el tener presencia positiva en la opinión pública lo más rápido posible. El tiempo marca el trabajo. El resultado es que la mayoría de los gabinetes de comunicación de las instituciones públicas no pertenecen a los órganos administrativos y sus características de estructura y funcionamiento difieren de la Administración Pública (personal no funcionario, nombramientos y cargos de confianza), habitualmente.

23 mar. 2007

Julia Sousa, nueva jefa de prensa de la Delegación del Gobierno en Cataluña

Julia Sousa ha sido nombrada oficialmente Jefa de Prensa de la Delegación del Gobierno en Cataluña. Sousa ejercía como asesora de Prensa hasta su nombramiento.

Licenciada en Ciencias de la Información y con un Posgrado ICPS Comunicació i Estratègia Política, Julia Sousa había ejercido anteriormente como periodista en la Oficina de Prensa de Aena-Barcelona, la revista Tiempo, la revista Tribuna, Interviú y El Periódico de Cataluña. Asímismo, había colaborado en Onda Rambla, TVE Cataluña y Radio Minuto, entre otros.

18 mar. 2007

Gabinetes de prensa institucional, esos "agujeros negros"

Ya sólo faltaba otorgar otro calificativo más a los gabinetes de comunicación de las administraciones públicas: "agujeros negros". Lo leo en el Dominical de El País, donde Lola Galán realiza un reportaje sobre la carrera de obstáculos que es el acceso a los datos públicos para periodistas y ciudadanos.

No voy a ser yo quien le quite cierta razón a la periodista, su frase "la Administración pública (que da trabajo a casi tres millones de personas y es sin duda el mayor empresario nacional) es un complejo y pesado engranaje a las órdenes del poder político. Sin embargo, la ideología no marca diferencias fundamentales en el apego casi patrimonial a la información que maneja". Pregunté usted al Ministerio de Administraciones Públicas (MAP) ¿cuántos periodistas trabajan para la Administración General del Estado (AGE)?... No lo saben.

Lo más llamativo es que el reportaje muestra a los gabinetes de prensa como verdaderos fagocitadores de toda información reclamada por los periodistas. No es de extrañar que en el reportaje se haga un recorrido por la parquedad informativa, el exceso de información y el cerrojazo, acusando de forma velada a los gabinetes de prensa. A continuación dejo una parte del reportaje como referencia.

"Nadie podría acusar de falta de transparencia, en cambio, sino de parquedad informativa, al Instituto de Comercio Exterior (Icex) cuando se le reclaman datos sobre exportaciones de armas españolas. En el instituto remiten a una estadística en la que dichas exportaciones están recogidas bajo el epígrafe "defensa y seguridad militar", sin más especificaciones. ¿No sería posible encontrar algo más detallado? "Pregunte a la Agencia Estatal Tributaria", replican en el Icex.

Al habla con la Agencia, que depende de la Dirección General de Aduanas, toman buena nota de la pregunta, pero una semana después aclaran que ellos no elaboran esas estadísticas. Hay que dirigirse a la Secretaría de Estado de Comercio. Esta vez, la responsable de prensa se apiada de la periodista y le facilita exactamente el sitio de la página web donde se encuentra el dato.

El recorrido no es del todo sencillo, porque hay que pinchar no menos de cinco veces en otros tantos epígrafes algunos tan enigmáticos como los titulados "Canales temáticos" o "Información sectorial", hasta llegar a la publicación detallada y completa de las exportaciones de material de Defensa y doble uso.

A veces, el problema no es la escasez de información, sino el exceso. Como en el caso de las tan traídas y llevadas balanzas fiscales (la relación entre lo que el Estado recauda en cada comunidad y lo que revierte en ella). El Ministerio de Economía y Hacienda no las publica debido a la complejidad que entraña su elaboración, que puede arrojar resultados muy diferentes según se incluyan o no determinados conceptos. Cuando se le pide este espinoso dato al ministerio, desde el departamento de prensa hacen llegar un estudio de cien folios elaborado por el Instituto de Estudios Fiscales. Una inestimable ayuda que confunde más que aclara".

15 mar. 2007

Lo difícil que es conseguir un censo de periodistas de la Administración

La Asociación Nacional de Periodistas de las Administraciones Públicas (ANPAP) ha puesto en marcha la elaboración de un censo de los periodistas que trabajan para la Administración General del Estado (AGE). El estudio está avalado por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE).

El trabajo, que se inicio a principios de este mes, mostraba un cuestionario sencillo en el que se pedía número de periodistas que trabajan en el gabinete de comunicación, cuántos son laborales y cuántos son funcionarios. Poco más. Es una simple contabilidad para saber cuantas personas tiene la Administración trabajando como periodistas.

La sorpresa es que hasta la fecha muy pocos han sido los resultados conseguidos. Poco más de cuatro ministerios y la Secretaria de Estado de Comunicación, tres delegaciones de Gobierno y unas diez subdelegaciones de Gobierno. Un pobre bagaje para algo tan sencillo.

Esta circunstancia provoca la sensación del poco interés que los Jefes de prensa de los ministerios muestran por saber cuántas son las personas que trabajan a sus órdenes. Confirma, a mi modesto entender, lo que vengo muchas veces denunciando en este blog: los DirComs se apoltronan en los sillones de la dirección de comunicación de un ministerio, se dejan llevar por los halagos, comprueban lo fácil que resulta que el ministro aparezca en los medios de comunicación, y sólo con acompañar al ministro y contestar al teléfono muestran su eficacia. Poco más les interesa, y cuando alguien les llega con un problema de “funcionamiento de personal” o interés por mejorar delegan las funciones y no quieren entrar en esas “cuestiones de la Administración”.

Y así una legislatura y otra. Un ministro y otro. Un Dircom y otro. Pero siempre los mismos profesionales...¿cuántos son?.

Si alguien quiere colaborar en este estudio de la ANPAP, puede hacerlo enviando un correo electrónico poniendo el número de periodistas que trabajan para la Administración General del Estado, no comunidades autónomas, ni delegaciones provinciales ni alcaldías. La dirección es anpap arroba anpap.es (lo escribo así para que no se cuelen “robots” que bombardean cualquier dirección que cogen.

13 mar. 2007

La Comisión Europea convoca 235 plazas para periodistas

La Comisión Europea ha convocado dos concursos de plazas para especialistas en ciencias de la información y la comunicación procedentes de todos los Estados miembros; en uno de ellos para contratar 125 periodistas que asumirán tareas de asesoramiento, y el otro para contratar a 110 asistentes de prensa, según he leído en el Boletín del DirCom.

El texto de la convocatoria (link al PDF en inglés) señala que los interesados sólo podrán presentarse a una de las dos convocatorias y tendrán que superar unas pruebas de admisión por ordenador, aprobar varios exámenes escritos y superar una entrevista. El plazo para registrarse en ambas convocatorias concluye el próximo 28 de marzo.

Los candidatos deberán acreditar un nivel de formación correspondiente a un ciclo completo de estudios universitarios de al menos tres años con diploma en Comunicación, Información, Periodismo o Relaciones Públicas. En España la titulación en Periodismo es de Licenciatura, cinco años.

También serán válidas otras diplomaturas universitarias seguidas de una experiencia profesional de al menos tres años en medios de comunicación, agencias de prensa, agencias de relaciones públicas o departamentos de comunicación corporativa de organismos públicos o privados. Como podemos comprobar el periodismo sigue siendo una profesión no acotada por los parámetros de Licenciado en Ciencias de la Información, ¿para qué sirven en España las facultades de ciencias de la información?.

Los candidatos deberán acreditar, además de la lengua principal, un conocimiento profundo de una primera lengua oficial de la Comunidad Europea y un conocimiento satisfactorio de una segunda lengua, obligatoriamente distinta de la lengua principal, entre el alemán, el inglés o el francés.

La noticia, aunque con matices, demuestra que la Unión Europea reconoce en una convocatoria pública la categoría del Periodista institucional especializado con tareas de asesoramiento.

8 mar. 2007

Victoria García nueva responsable de prensa del Ministerio de Justicia

María Victoría García Pascua es la nueva jefa de prensa del Ministerio de Justicia, sustituyendo a Faci Peñate que, finalmente, ha decidido cambiar de registro profesional.

Me comentaba hace poco una compañera que como futurólogo no tengo precio, al haber puesto en este blog que Faci Peñate continuaba siendo la jefa de prensa del nuevo ministro de Justicia.

La realidad es que mi información, de primera mano, en aquel momento era que Faci continúaba. Ahora bien, si en la cabeza de la anterior jefa de prensa de Justicia rondaba la necesidad de cambiar de aires preofesionales, desde luego mis “posibilidades” informativas de acertar se vuelven nulas. Lo siento, pero mis posibilidades de futurólogo tienen sus límites.

7 mar. 2007

El presidente Zapatero ya tiene quien le escriba

Emulando de forma muy atrevida el título del gran Gabriel García Márquez, he optado por este inicio para llamar la atención sobre un hecho que considero de gran relevancia: ya se puede escribir al Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

La página web de La Moncloa incluye en el apartado de Presidente un pequeño espacio para hacer llegar sugerencias, quejas, felicitaciones o solicitudes que se considere de interés para comunicárselo al Presidente.

Todos sabemos que el propio Presidente no leerá estos formularios, pero estoy seguro que las personas encargadas harán llegar un resumen de lo expresado por los ciudadanos en esta vía de comunicación.

Es de agradecer que los dirigentes de este país se abran a las nuevas tecnologías y faciliten la posibilidad de poner en práctica la tan famosa y manida Sociedad de la Información. Ahora, desde una página web, cualquier ciudadano puede escribir al Presidente, incluso si no desea utilizar la vía tecnológica de rellenar el formulario on-line, puede hacerlo por correo electrónico (jlrzapatero@presidencia.gob.es ), por correo postal (Palacio de la Moncloa, 28071 Madrid) o por fax (0034 913 900 217).

Ahora el Presidente ya tiene quien le escriba. Parece como si la “soledad del Gobernante” decida abrir sus puertas a quienes le han elegido democráticamente.

Regularizar la profesión periodística

El camino para normalizar la situación de los periodistas de la Administración Pública pasa por la regularización de la profesión periodística. Es decir, primero hay que conseguir que se exija la titulación y colegiación para el ejercicio del periodismo, y luego, previo estudio, se podrá normalizar el trabajo de los periodistas institucionales.

Este inicio no es una reflexión mía, es un argumento de un alto cargo de la Administración General del Estado. Así de simple se concreta el porqué no se regulariza la situación de los profesionales que trabajan en la comunicación institucional pública.

Cuando en los políticos-gestores no quieren implicarse en algo, utilizan las más enrevesadas manifestaciones para no dejar entrever el desconocimiento y falta de voluntad política para afrontar un tema.

1 mar. 2007

El apagón analógico y el periodista que nunca se equivoca

Resulta cada vez más rutinario las novedades que se van produciendo en el mundo de la informática y las utilidades en Internet. No extraña que se produzcan ciertos desasosiegos sobre la viabilidad del papel físico, si el periódico y los libros tienen sus días contados... Lo que muchos agoreros presagian como el famoso “apagón analógico”, dando prioridad a la entrada de los ordenadores e Internet como herramientas para el conocimiento humano.

Un artículo en El País de Robert P. Crease director del departamento de Filosofía de la State University of New York, señala que “Internet cambia la forma en que se comunican los científicos y el trabajo de los futuros historiadores de la ciencia”. Para Robert el correo electrónico ha sustituido a la escritura de cartas como el principal medio de comunicación informal que tenían lo científicos, a lo que hay que sumar la influencia del Power Point para que las presentaciones científicas tengan más realce.

Ganan las nuevas tecnologías en la Sociedad de la Información. No hay rueda de prensa (hablo institucional pública) que no se precie de proyectar ante los periodistas un “florido-lúdico-festivo” Power Point como apoyo a las palabras mecanizadas del cargo administrativo. Los periodistas miran la pantalla, toman notas y no se sabe si están cogiendo las palabras del orador o los “pantallazas” que iluminan la sala de prensa.

Para colmo, hace ya unos meses leo un rompedor titular: “El periodista que nunca se equivoca. Un programa de ordenador puede escribir noticias económicas en 0,3 segundos”. Palabras escritas en soporte papel y que hace temblar los cimientos del periodismo. ¿Serán las máquinas las que sustituyan el trabajo del periodista?

El artículo confirma que una empresa financiera estadounidense, Thomson Financial, utiliza desde el mes de marzo del año pasado un software que elabora noticias económicas sobre los resultados de una compañía tres décimas de segundos después de que se dan a conocer. El “teletipo” que lanza este programa redacta no sólo los resultados económicos de una compañía, sino que se atreve a incluir pronóstico para los próximos meses sobre las fluctuaciones en el precio de las acciones, hacer un somero historial financiero de la compañía y el análisis de la fiabilidad que existe sobre esa compañía en los últimos años.

Si a esta situación se están llegando, qué impide aplicarla a otros campos. Por ejemplo, se me ocurre, en las Administraciones Públicas. Los datos estadísticos que se facilitan mensualmente (paro, afiliación, IPC, Encuesta de Población Activa) y otros no tan periódicos (siniestralidad laboral, barómetros del CIS, datos de accidentes de tráfico). Es de recibo que si se ha creado un programa informático para elaborar noticias económicas sobre los resultados de una compañía que cotiza en Bolsa, no hay nada que impida ampliar ese campo a un “tipo” de noticia cuyo “cuerpo” es siempre el mismo, y donde sólo cambia los datos numéricos. P.E. “el número de parados ha (subido-bajado) en X números de personas”. Titular ya elaborado al que sólo hay que modificar si sube o baja y la representación del número.

Muchos dirán que no hay nada que pueda sustituir al análisis que pueda llevar a cabo un periodista sobre los datos obtenidos. Cierto es. Pero también lo es elaborar una noticia con fríos datos estadísticos, sin aplicar ningún tipo de adjetivación ni análisis preliminar. ¿Se estará cerca del fin del periodista-redactor de un gabinete de prensa de la Administración?