30 nov. 2006

Un nuevo punto de referencia para los periodistas

He recibido con mucho agrado un correo electrónico en el que se presenta un nuevo proyecto de la Fundación Tercer Milenio, que ha creado "BlogPeriodistas.com", un portal pensado para periodistas de habla hispana que sean autores de blogs.

El portal está ideado para dar difusión a medios como el de este blog, que mantienen fuerte y activa la actividad periodística, la creación de opinión e información libre, actividades imprescindibles para garantizar la salud de la Democracia.

Con este proyecto, señala la Fundación, fomentamos la difusión de ideas y el intercambio y flujo de información y opinión en Internet, dando realce a la labor de los profesionales de la comunicación. Nuestra Fundación cree que estimulando los blogs de periodistas se ofrece a la sociedad un gran servicio y se enriquece el panorama informativo.

Un gran propósito que debemos tener encuenta todos los que tenemos relación con el mundo dela comunicación. Este portal reúne y proporciona un acceso fácil a los blogs que escriben periodistas de habla hispana en todo el mundo.

Este humilde blog ha sido incluido, y por ello, como dice el refran, de agradecidos es ser bien nacidos, por lo que os dejo este post con el ánimo de que comprobeis las firmas tan interesantes que exiten en el mundo blog hispano.

Rosa Regás lanza duras acusaciones contra funcionarios de la Biblioteca Nacional

El Partido Popular tiene previsto protestar ante el presidente del Congreso, Manuel Marín, por la "falta de respeto" que a su juicio demostró este martes la directora de la Biblioteca Nacional, Rosa Regás, al lanzar "gravísimas acusaciones" contra funcionarios de esta institución durante su comparecencia en la Cámara Baja, según publica “El Semanal Digital” en su edición de hoy.

En concreto, señala el diario digital, Rosa Regás acusó en su comparecencia al personal interno de la institución -su sector más crítico y descontento- de filtrar "falsedades" que han originado "críticas soeces y de mala fe" en algunos medios. "El que haya sido lo pagará", amenazó Regás. "Lo pagará como cualquier delincuente".

Han llegado a mis oídos que son quejas reales y que, incluso, parece ser que existe la intención de hacer desaparecer el Gabinete de Prensa de la Biblioteca Nacional. Una información que espero poder contrastar lo más pronto posible, porque se habla incluso de “intrusismo” para colocar a personas contratadas temporalmente para llevar prensa aunque se desconoce que tenga la formación y experiencia de periodista.

Seguiremos informando.

29 nov. 2006

Los trabajadores de Telemadrid en contra de la manipulación informativa

Malos tiempos para la televisión pública de la Comunidad de Madrid (TeleMadrid) que va “sufrir” el próximo 5 de diciembre una huelga general para protestar por la ‘grave situación’ del ente público y la gestión de la Dirección a la que acusan de ejercer constantemente una ‘deshonesta manipulación informativa’ vulnerando los principios de veracidad, pluralidad e independencia.

Según CC.OO., la programación de Telemadrid es un continuo fracaso, prueba de ello es que la gran mayoría de los programas puestos en antena desde el 2003 no superan una media del 10 por ciento del ‘share’. En este sentido aseguraron que la audiencia media de Telemadrid desde la llegada de Manuel Soriano ha descendido más de cuatro puntos.

Los convocantes de la huelga –UGT, CC.OO. y CGT- denuncian el incumplimiento sistemático del noveno convenio, actualmente en vigor, por parte de la dirección general de Telemadrid, así como de todos los acuerdos suscritos al margen entre la dirección y los sindicatos.

Estos sindicatos ya han ido poniendo lanzas en el camino de su reivindicación, como los sucedido el pasado 26 de octubre, donde varios ciudadanos interrumpieron la emisión en directo de “El círculo a primera hora”, presentado por Ely del Valle. Estos anónimos portaban pancartas en las que se podía leer “Salvemos Telemadrid” o “Manipulación informativa”. Estos eslóganes fueron colocados tras el cristal de la calle Alcalá, ya que el programa se emite desde el Círculo de Bellas Artes.

Junto a este tipo de protestas han puesto en marcha una página web con el título “Salvemos TeleMadrid” donde solicitan a todos los madrileños, apoyar con su firma, para que vuelva a ser una emisora pública, de calidad, objetiva, veraz y rigurosa en sus informaciones.

Mal vamos cuando un ente público de televisión tiene que ir a la huelga para , no sólo reivindicar los aspectos laborales del convenio, sino reclamar la recuperación de la credibilidad, objetividad y veracidad de las informaciones que emite. Nuevamente el servicio público se confunde con el servilismo político. Muy mal Dª Esperanza Aguirre, que aún no sabe cómo se puede llegar a final de mes con cierto desahogo y que la presidencia autonómica no es el trono aristocrático del ordeno y mando.

27 nov. 2006

Ahora toca reformar los gabinetes de comunicación institucional pública

Tras las reformas llevadas a cabo en el agencia EFE y en RTVE, el Gobierno tiene, todavía, una asignatura pendiente como es la reforma de la Comunicación Institucional de la Administración Pública española, para cerrar el círculo de la tan “manida” gestión informativa transparente

El trabajo que ha llevado a cabo Alex Grijelmo en la Agencia EFE merece un calificativo de sobresaliente, no sólo porque ha conseguido obtener por primera vez beneficios económicos, sino que además ha puesto en manos de los profesionales de la casa un Estatuto de la Redacción.

La reforma de la RTVE ha sido dura y compleja, pero ha dado un vuelco a la estructura del grupo audiovisual para desvincularlo del poder político y garantizar su independencia, por un lado, y para sanear su situación económica y dotarlo de una financiación estable, por otro. La reestructuración se ha desarrollado en tres campos: reforma estructural, comercial y laboral, ésta última con la salida de 4.150 personas mediante prejubilaciones a partir de los 50 años y bajas incentivadas.

El colofón de esta reforma se puso el viernes 24 de noviembre con la designación del futuro presidente de la Corporación RTVE, el periodista Luis Fernández, con el “acuerdo histórico” entre los dos partidos mayoritarios PP y PSOE. De este modo se pone fin al modelo de nombramiento del director general de RTVE en manos del Gobierno.

Pues bien, si estas acciones se han podido llevar a cabo en dos grandes medios de comunicación de titularidad pública, se hace necesario modificar también el anquilosado y caduco sistema que rige en los gabinetes de comunicación institucional de las administraciones públicas.

Desde la entrada de la democracia en este país, nadie ha querido establecer unos mecanismos de regulación en los gabinetes de prensa institucionales que sean adecuados al sistema democrático español. Después de 30 años de democracia, los gabinetes de prensa siguen sustentados en los antiguos cimientos del Ministerio de Información y Turismo del gobierno franquista.

Me consta, porque lo he oído, que en el propio seno del PSOE algunos reconocen que se perdió una gran oportunidad de reformar los gabinetes de prensa con la famosa Ley de Publicidad y Comunicación Institucional que se aprobó a finales de diciembre del año pasado (BOE 30 de diciembre de 1995). Una Ley tan descafeinada y falta de contenido concreto que ya ha dado muestras en este año del incumplimiento total por parte de las administraciones públicas: los anuncios de “auto bombo” que se prometían ser anulados, siguen existiendo en el panorama político español (Comunidad y Ayuntamiento de Madrid, Generalitat de Catalunya, Comunidad de Castilla y León, etc.).

Reformar el sistema que rige en los gabinetes de Comunicación Institucional (incluidas las publicaciones oficiales) es necesario para evitar el intrusismo, el monopolio político, los desbarajustes laborales por intereses particulares, la creación de una especie de “reinos de Taifas” donde el designado jefe de prensa se atrinchera y el desaprovechamiento de la experiencia profesional que pueden proporcionar los periodistas que llevan muchos años trabajando en la Administración Pública. Una reforma, pues, que consiga resultados en la estructura administrativa y, por lo tanto, el reconocimiento profesional de los periodistas que trabajan para las administraciones públicas

Hay que suprimir esa visión “politizada” de todo cuanto sale de un gabinete de prensa público, sin tener en cuenta que esa información generada se corresponde con un organismo público que está pagado por los ciudadanos. Existe el derecho a recibir información veraz de la gestión que se está realizando en la institución, y no al “bombardeo” sistemático de la imagen del ministro, o alto cargo, en cualquier actividad presencial o no.

25 nov. 2006

La singular clasificación profesional del periodista en la Administración

Un compañero me hace un recordatorio que bien merece un comentario en este humilde y reivindicativo blog. Para quienes no estén familiarizados en los mecanismos burocráticos de la Administración española, quizás este post le resulte algo complejo, pero es conveniente hacer referencia a una situación tan singular y absurda que a poco se aplique un pensamiento racional resultará fácil de comprender.

La mayoría de los periodistas que trabajan para la Administración Pública pertenecen a la calificación de personal laboral. No son funcionarios y por lo tanto se rigen por un convenio aparte. Ese convenio se renovó el pasado 12 de septiembre con el título de II Convenio Único para el personal laboral de la Administración General del Estado (BOE, 14-octubre-2006).

En él se especifican el ámbito de aplicación, vigencia, organización del trabajo, la clasificación profesional, jornada y horarios, salarios, etc. La novedad que se añade a este Convenio es la reducción de las categorías que ha pasado de 8 a 5, con las correspondientes modificaciones de grupos profesionales y áreas funcionales.

¿Dónde han ubicado a los periodistas? He aquí que hace falta leerse con cierto detenimiento el convenio para “descubrir” en dónde puede estar reflejado el trabajo (por lo menos) de los profesionales de la comunicación institucional pública. Por lo pronto, todos los que trabajamos como periodistas en los distintos organismos públicos tenemos el “calificativo” en nuestras nóminas de “Titulado Superior en Gestión y Servicios Comunes”, lo que ya de por sí resulta singular y sorprendente, por que lo de Gestión y Servicios Comunes suena bastante raro.
Hay que irse hasta el Anexo III de este convenio para encontrar la actividad que mejor encaja en esa área funcional tan grandilocuente y abierta a cualquier especulación. Pues bien, en un pequeño párrafo podemos leer: “realización de trabajos de comunicación e información externa e interna, de carácter literario, gráfico y audiovisual, de relaciones públicas y publicitarias, así como campañas de información y proyección institucional”. Ahí está. Casi podemos decir que es la tarea que realiza un periodista ¿no?

Pero lo dramático viene a continuación, cuando uno se pone a leer qué otro tipo de actividades o tareas relacionadas con el calificativo de Gestión y Servicios Comunes se pueden dar (y no es cachondeo ni burla a los que realicen estas tareas): Porteo de objetos y material; apertura y cierre de puertas; lavado, planchado y costura de ropas; recepción y entrega de paquetería, documentación y correspondencia; reprografía y otras actividades análogas; atención, solicitud y establecimiento de comunicaciones telefónicas y desempeño de servicios complementarios a las mismas... En fin, un auténtico cajón de sastre.

En esa singular área funcional estamos “cobijados” los periodistas de la Administración General del Estado. Y luego hay que oír al ministro o alto cargo decir a los medios de comunicación: “pónganse en contacto con el gabinete de prensa”, “la información la podrán obtener a través del gabinete de prensa”... pero vamos a ver, no hemos quedado en que “los periodistas institucionales” no existen, que son trabajadores de Gestión y Servicios Comunes. ¿Entienden ahora lo complejo y traumático que resulta la Administración a la hora de clasificar las cosas por su nombre?, y eso que no he hablado de los funcionarios que trabajan en los gabinetes de prensa con una clasificación (auxiliar administrativo, administrativo, cuerpo de gestión) y haciendo tareas de periodistas porque tienen el título de licenciado en periodismo... Lo que yo digo: un desastre.

24 nov. 2006

El PP quiere tener su público en Internet

Todos los partidos políticos quieren apuntarse al carro de la modernidad cibernética. Ya no sirve sólo la página web que desglosa actividades de la entidad, y elogios a las acciones de sus dirigentes. También quieren saber lo que opinan lo ciudadanos.

El PP ha decidido dar a conocer los programas e ideas de sus candidatos de cara a los comicios autonómicos y municipales de 2007, utilizando el chat. A través de esta herramienta los estrategas de Génova pretenden dar a conocer el programa del partido para las citas electorales de las municipales y autonómicas, y facilitar a los candidatos entablar conversación con militantes y ciudadanos en general que navegan en esos foros.

Según El Confidencial Digital, los encuentros digitales servirán para escuchar las propuestas y críticas de los que comparten el ideario popular, una aportación que -explican- servirá para la elaboración del Programa Marco del partido para las elecciones autonómicas y municipales.

Está comprobado que ya el papel de los medios de comunicación tradicionales (radio, prensa y televisión) no es suficiente para la captación de votos. Internet se ha convertido en un punto referencial para pulsar la opinión de los ciudadanos y de los propios militantes o simpatizantes del partido. Y es que, según señalan las encuestas, los jóvenes españoles no compran periódicos y se informan a través de Internet. Un granero de nuevos votantes que es necesario cubrir para las próximas elecciones.

23 nov. 2006

UGT es el único sindicato que cree en el ERE de RTVE

Tras señalar en un comunicado que en una semana se han solicitado 1.900 prejubilaciones, todos por sobre los 52 años, UGT considera que es un balance positivo en el que los trabajadores tienen unas condiciones de jubilación favorables.

Sin embargo, según leo en PRNoticias, no todos están de acuerdo. Los dos sindicatos mayoritarios en RTVE, CCOO y CGT denuncian un acuerdo en el que la pérdida de calidad y de cantidad en el Ente Público va a ser el principal augurio del futuro de la empresa.

Tanto Manuel Gómez Otero de CGT, como Marcel Camacho de CCOO consideran desfavorecedor el Expediente para los empleados, pero sobretodo para RTVE. El principal motivo por el que Gómez Otero considera negativo el acuerdo es ‘porque propicia la pérdida de 3.000 puestos de trabajo de esta empresa que se llama ente publico RTVE a la Corporación RTVE que entra en enero’. Así lo confirma Marcel Camacho, secretario general de CCOO en RTVE, quien asegura que ‘un expediente que reduce el empleo nunca puede ser considerado positivo por un sindicato’.

El secretario de CGT emplea el término desmantelamiento con la empresa que entra con el nuevo año ‘no solo porque va a ver menos trabajadores para hacer lo que ahora hacemos, sino lo que pone en el texto es que se va a enajenar servicio, se va a entregar trabajos a la competencia, y se va a producir una reducción en el número de trabajadores y profesionales’. Por su parte el sindicato de CCOO prevé un futuro incierto y negativo ‘queda una empresa bastante más reducida y la incógnita que va a pasar con su futuro’. Manuel Gómez Otero se atreve a predecir un poco más ‘sustentamos la propuesta de que para nada el futuro lo vemos halagüeño’.

Los resultados los veremos muy pronto: reducir el entramado profesional sin mejorar las tecnologías y eficacia de la gestión no parece que sea la solución para que un organismos público salga adelante.

22 nov. 2006

Más cursos idílicos sobre comunicación institucional

Imagen del campus de la UIMP de ValenciaExpertos en comunicación corporativa de toda España participan hasta el próximo viernes en las Jornadas de Comunicación Empresarial e Institucional que se desarrollan en la sede valenciana de la Universidad Internacional Menéndez de Pelayo. Otro curso más que hace referencia a la comunicación institucional, y, como siempre, desde una óptica teórica plena de grandezas y soluciones eficaces para quien decida dirigir su futuro profesional desde un gabinete de prensa.

En la descripción que se hace de las jornadas ya podemos comprobar lo idílico que presentan el mundo de la comunicación institucional: “Estudio de la tipología de los departamentos de comunicación y de los gabinetes de prensa. Su organización y funcionamiento práctico. Qué hacer y qué no hacer. Análisis de las tareas más habituales. Funciones, descripción y explicación de las estrategias utilizadas por dichos departamentos, en relación con el sistema social y los medios de comunicación. Estudio de casos concretos. Análisis de los medios de comunicación social y los periodistas, sus mecanismos, necesidades, técnicas y reglas de funcionamiento, con el fin de enfocar la labor de la Comunicación de la manera más adecuada para obtener los objetivos previstos”. Vamos, que sales hecho todo un portento en comunicación institucional.

La jornada inaugural (según el blog del DirCOM) se iniciará con la intervención del catedrático de Ciencias de la Información Josep Lluis Gómez Mompart, quien abordará el tema de "La comunicación desde las organizaciones". A continuación José Miguel García debatirá sobre "El departamento de comunicación". La última de las sesiones correrá a cargo de Carlos Balado, director de Obra Social y Relaciones Institucionales de CECA (Confederación Española de Cajas de Ahorros), que tratará el tema de ´¿Es posible construir una imagen?´.

Maravillosa apertura para ilusionar al público presente, que en su mayoría serán estudiantes de periodismo ya que con la asistencia se concederán 3 créditos al precio de 60 euros por los tres días que duran las jornadas.

Pero el plato (para mí) más llamativo es el que se dará en la jornada de clausura, que tendrá lugar el viernes 24, y comenzará con Tomas Álvarez que tratará el tema de "La comunicación institucional y política". Álvarez fue director general de Medios de Comunicación Social y Relaciones Informativas de la Generalitat Valenciana, en la etapa de Joan Lerma, y en la actualidad es director de Economía de la Agencia EFE.
A continuación se desarrollará la conferencia de Rodolfo Castro, Profesor de Periodismo de la Universidad CEU-Cardenal Herrera, titulada "El control y la medición de trabajo de los departamentos de comunicación". Y la última de las intervenciones correrá a cargo del Fernando González Urbaneja, presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España y profesor de Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid, que disertará sobre "Los departamentos de comunicación, vistos desde los Medios. Suspicacia, desconfianza, incomprensión"...

¡Qué idílico es todo desde el plano teórico! Y, lo peor, es que van a ilusionar a un auditorio sobre técnicas, métodos y demás zarandajas de las posibilidades laborales que ofrece el mundo de la comunicación institucional. Y vuelvo a preguntarme ¿pero hay alguien que pueda advertir de los peligros y sinsabores que ofrece trabajar para un gabinete de prensa público o privado?.

Por que, no sé si sabrán que hay un trabajo diario que se tiene que realizar, y será siempre por periodistas anónimos que comprobarán cómo quien se lleva las medallas, méritos, galardones y los elogios será el DirCom, tenga éste mucha-poca-ninguna idea de qué es la comunicación institucional y el reconocimiento profesional que se debe dar a quienes día a día dejan sus neuronas en un gabinete de prensa. No a los cursos de comunicación institucional, sin antes un reconocimiento profesional y laboral.

21 nov. 2006

Los ciudadanos no conocen a la mayoría de los ministros

Sólo 6 ministros de los 16 que forman el Gobierno son conocidos en un porcentaje alto por la ciudadanía, según datos del barómetro de octubre de 2006 del Consejo de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Es un valor importante saber si la sociedad que se gobierna conoce a los ministros encargados de gestionar las administraciones públicas. El barómetro del CIS (ver documento en PDF) no sólo destapa el suspenso generalizado de los ministros en valoración, sino que además nos ofrece la posibilidad de comprobar el desconocimiento que los ciudadanos tienen de sus ministros.

Cuando a un ministro no se le conoce puede ser que la política de comunicación que esté llevando a cabo el organismo que dirige no sea la más adecuada, o bien no se esté haciendo las gestiones que se le exigen por parte de la ciudadanía para que se conozca a la persona, o cuanto menos que les suene el nombre del ministro/a.

Sin embargo hay datos curiosos que conviene resaltar. Por ejemplo, la ministra de Sanidad, Elena Salgado, ha sido uno de los rostros más visibles en estos dos años de Gobierno socialista debido a las leyes que ha puesto en marcha y su famosa candidatura a la OMS, pero el 52% de la ciudadanía no la conoce. Algo pasa con su sistema de comunicación: no está a la altura de la frecuencia de gestión.

En otro lado se encuentra la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, que no ha tenido demasiadas apariciones en los medios de comunicación, y sin embargo no la conocen el 47% de los ciudadanos, con un suspenso en valoración del 3,7. Estos datos demuestran el valor que tiene para la sociedad el problema de la vivienda y el esfuerzo que se hace por conocer la cabeza visible del ministerio que debería velar por acercar la vivienda a la sociedad.

Los 6 ministros que más conoce la gente (los que están por debajo del 40%) son Jesús Caldera (35%), María Teresa Fernández de la Vega (17%), Miguel Angel Moratinos (24 %), Cristina Narbona (39%), Alfredo Pérez Rubalcaba (23 %) y Pedro Solbes (30%). Todos ellos situados en ministerios de gran repercusión mediática y ejecutiva para la sociedad, además del peso político que tienen en la estructura del PSOE.

La ministra más desconocida de todos es Mercedes Cabrera, titular de la cartera de Educación y Ciencia, que no es conocida por el 59% de los ciudadanos. Un ministerio tan importante para una sociedad democrática no es bueno que su titular apenas sea conocida.

El recién incorporado, Joan Clos, ministro de Industria, debería, por lo menos, sonar su nombre en este barómetro de octubre, dado que su nombramiento ha sido público y notorio por el famoso “intercambio” catalán. Pero el 46% de la sociedad no lo conoce.

La reflexión bien podría ser que una cosa es la frecuencia mediática de un ministro/a en el candelero de la actualidad y otra bien distinta el mensaje que llegue a la ciudadanía, que, como señala el barómetro, no siempre pone rostro al nombre.

20 nov. 2006

El PP está desorientado en su política de comunicación

A finales de septiembre parecía que el PP estaba dispuesto a dar un giro copernicano a su política de comunicación, con los fichajes de nuevos periodistas a la plantilla (por ejemplo: Carmen Martínez Castro, de ABC, sustituye a Belén Bajo).

Pero después de lo sucedido con el polémico video sobre la inseguridad ciudadana en España desde la llegada de Zapatero, en el que se incluyen imágenes de la época de Aznar: Unas, de octubre del 96, con Mayor Oreja en el Ministerio del Interior y otras, de mayo de 2002, con Mariano Rajoy en ese cargo, no cabe duda de la desorientación que reina en la política de comunicación del PP.


Porque echar las culpas a los publicitarios que le han facturado al PP este desdichado producto de mercadotecnia, es una acusación de lo más pueril que se pueda uno echar a la cara. ¿Pero es que no se supervisan las campañas de comunicación?. Un partido político que quiere lanzar un mensaje a la ciudadanía sobre los desaciertos del Gobierno, debe, por lo menos, visionar con profesionalidad la información que desean transmitir.

Separar una campaña de información con el contenido que se va a transmitir demuestra el caos en la comunicación institucional del principal partido de la oposición. No vale echar las culpas a que los publicitarios se confundieron con las imágenes, por que con ello demuestran la falta de una política de comunicación coordinada. La simplicidad se apodera de un partido que sólo quiere hacer oposición por obligación: si hay que comunicar la inseguridad que sufre el país, haz un video y lo presentamos a todos. Luego lo envuelves en un discurso catastrofista y ya está. Con esta sencilla receta quieren convencer a todos... Mal ejemplo de comunicación institucional el que han dado los dirigentes del PP.

17 nov. 2006

Singular método para seleccionar al DirCom en la EXPO Zaragoza

Desde que publiqué el artículo sobre que la Administración no sabe cómo examinar a los periodistas institucionales, han llegado a mi poder algunos ejemplos de la “metodología” que se utiliza para cubrir puestos en la Comunicación Institucional pública.

El más reciente es el que se convoca en la Orden de 20 de octubre de 2006 (tal y como se puede ver en su página web) por la que se establece el proceso selectivo para la cobertura de plazas de personal laboral temporal fuera de Convenio, en el Ministerio de la Presidencia. La plaza en cuestión ofertada es la de Director de Comunicación en la EXPO Zaragoza. El plazo de presentación de solicitudes fue desde el 7 de noviembre hasta el 13 del mismo mes.

El proceso selectivo se realizará mediante el sistema de concurso-oposición, y a la solicitud los candidatos deberán acompañar “Currículum Vitae” y documentación acreditativa de los méritos que el candidato desee que se le valoren en la fase de concurso. A continuación la Comisión de selección publicará la lista de admitidos con la puntuación obtenida en cada uno de los méritos (es decir, currículo y documentación acreditativa de méritos.

Tras esta primera “criba” (tiene carácter eliminatorio) se pasará a, y cito textualmente, “ la realización de la entrevista de la fase de oposición”. Nada más. Hasta aquí llegará el proceso de selección que se llevará a cabo.

Lo más importante es que en las bases del concurso-oposición se requiere que el aspirante esté en posesión o en condiciones de obtener el título de Licenciado en Periodismo o equivalente. Un detalle que se agradece, aunque como es comprensible el puesto es de responsabilidad y casi de libre designación. Por lo tanto, el proceso selectivo es un simple trámite burocrático al que se ve obligado por ley.

15 nov. 2006

Los periodistas de Almería molestos por los requisitos exigidos para ser redactor en la televisión municipal.

La Asociación de Periodistas – Asociación de la Prensa de Almería han hecho público su malestar y preocupación por los requisitos exigidos para la categoría de redactor, contemplados en la convocatoria para la contratación de personal de la empresa municipal Interalmería Televisión S. A.

La Asociación considera necesario e imprescindible que los organismos públicos, como es el caso del Ayuntamiento de Almería, impulsor de la empresa municipal, den prioridad al título de licenciado en Ciencias de la Información o de la Comunicación para los puestos específicos de periodistas, como puede ser el de redactor.

En la convocatoria –según indica el comunicado- para la contratación de redactores, se iguala el titulo universitario que habilita al periodista, con los títulos de cualquier licenciatura o diplomatura en otras disciplinas, aunque con el requisito añadido de acreditar una experiencia de, al menos, dos años en medios de comunicación. Lo que no presupone, necesariamente, la formación profesional suficiente como para hacer frente a un trabajo tan delicado como es el de informar.

Añade el comunicado que se debería contemplar la posibilidad de acceso a estas plazas a las personas inscritas debidamente en el Registro Oficial de Periodistas, que custodia la FAPE, Federación de Asociaciones de Periodistas de España. La Asociación de Periodistas de Almería exige que, al menos, se valore con más puntos el título de Licenciado en Ciencias de la Información o de la Comunicación, en la baremación de las plazas.

Una muestra más de la falta de interés que los organismos públicos tienen por la categoría de periodista. La comunicación institucional pública debe estar sustentada en profesionales titulados en la tan cacareada y poco reconocida Ciencias de la Información... Vaya desde este humilde blog mi apoyo a la Asociación de Periodistas de Almería en esta petición.

13 nov. 2006

La Administración no sabe cómo examinar a los periodistas institucionales

Vuelvo otra vez con el tema de los periodistas interinos de la Administración Central, en el cual dejé varias interrogantes sobre el “proceso” que las cabezas pensantes de la Administración (lo digo en plural porque ya sería el colmo de que se le hubiera ocurrido a un@ sol@) tuvieron para poder “consolidar” el puesto en el que llevan trabajando, como mínimo 15 años.

Ya es bastante absurdo que la Administración tenga en su nómina a periodistas con más de 15 años de forma interina y por otro lado esté lanzando a los cuatro vientos una campaña publicitaria del Acuerdo para la mejora del crecimiento y del empleo con el slogan “Fijo, ganamos todos”, acompañado de frases como “los contratos fijos son más rentables que los temporales”; “la contratación temporal tiene más costes para empresas y trabajadores”. Un verdadero desequilibrio entre lo que se dice a la sociedad que haga y lo que hace la administración pública por dentro.
No predicar con el ejemplo ya es bastante hipocresía, pero si para solucionarlo se emplea el demagógico sistema de igualdad de oportunidades con un examen para consolidar el empleo a quien lleva 15 años trabajando en el mismo puesto, el resultado es un acto irracional del que alguien tiene que dar cuentas.

Si esto no fuera poco, el añadido es que la Administración no sabe cómo examinar a los periodistas institucionales. No hay un examen único, sino varios y con distintos temarios según de qué ministerio u organismo público se pertenezca. El colectivo afectado no es muy numeroso (según mis referencias son unas 25 personas) pero es suficiente para demostrar a la sociedad que en las cuestiones de personal, la Administración va por un lado y los políticos gobernantes por otro.

Alguien desde el Ministerio de Administraciones Públicas, y creo no exagerar que ha sido el propio ministro, Jordi Sevilla, ha decidido modernizar, regularizar y estabilizar la Administración General del Estado (ahí está el famoso Estatuto del Empleado Público). Un reto político muy bonito pero que comete el grave error de dejarlo en manos de un “selecto” grupo de funcionarios con la categoría de cuerpo de gestión y que, como no tienen ni idea de qué es el periodismo institucional y las responsabilidades que conlleva, son los encargados de llevar a cabo esas consolidaciones de empleo.

Pero cuando se tiene que llegar al punto crítico de la justificación laboral, es decir, el examen, nadie tiene ni idea de cómo hay que hacerlo, ni tan siquiera los sindicatos mayoritarios de la Administración (CCOO, UGT y CSIF). Porque en la Administración no se reconoce la categoría de periodista y nunca se ha hecho un examen para acceder al puesto. De este “revoltijo” unos y otros se pasan la pelota, mientras el sufrido colectivo de damnificados tienen que “prepararse” para el examen sin un temario concreto y específico para el puesto de periodista que van a consolidar.

Alguien debería dar la cara y explicar esta absurda situación. Pero nadie lo hará, porque los políticos gobernantes dirán que ellos han cumplido con su promesa electoral de consolidar el empleo, los funcionarios (de nivel) ejecutantes dirán que cumplen órdenes y los sindicatos que es un tema que no saben cómo justificar. Pero una cosa han dejado bien clara: nadie en la Administración sabe cómo hay que examinar a los periodistas institucionales.

12 nov. 2006

Test para comprobar si eres periodista institucional

Gracias al blog que escribe mi amigo Paco Barranco he podido obtener esta singular y explicativa fotografía, que me permite hacer un test para comprobar si eres un periodista institucional.

(Como haría Forges) Ejercicio de agudeza visual: si en vez de una obra fuera el gabinete de prensa de una administración pública, averiguar en menos de 40 segundos qué persona de esta foto ocuparía el puesto de redactor... (pinchar sobre la foto para ampliar, si no lo veis bien)

9 nov. 2006

Un ejercicio de reflexión

“Be water, my friend” dice pausadamente Bruce Lee al entrevistador y a continuación una marca de fabricantes de coche (la publicidad ya se sabe) hace la invitación a sus potenciales clientes “No te adaptes a la carretera. Sé la carretera”.

Un anuncio que tiene de fondo el principio del taoísmo (Bruce Lee estaba muy influido) en el que se pide al seguidor taoísta que se libere de la propia forma para así liberarse de los prejuicios e ideas preconcebidas. Un ideal de gran valor individual y que bien podría trasladarse, si me permiten el atrevimiento, a quienes en la actualidad o en un futuro tendrán a su cargo puestos de responsabilidad en las administraciones públicas.

Hay un prejuicio absurdo por parte de muchos políticos que acceden a puestos de responsabilidad en desconfiar de los trabajadores públicos que les ha correspondido dirigir. Y si el puesto es el de Director de Comunicación del Gabinete de prensa de un ministerio, los prejuicios e ideas preconcebidas de que los periodistas que encuentra en el Gabinete pueden bien llevar el calificativo de “conspiradores” o de personajes que pongan zancadillas al buen hacer comunicativo, es la cruda realidad.

De ahí que muchas veces comprobemos que se externalizan servicios para que tengan la “forma” adaptada a los intereses del partido, y a veces a los intereses económicos particulares. Dada la temporalidad del cargo, los DirCom buscan el camino más cómodo y a la vez más incongruente: olvidarse de los medios y personal que la Administración ha puesto a su cargo. No consiguen amoldarse a ese encuadre y rentabilizar o que ya tiene forma.

“Sé el gabinete de prensa” podría ser la invitación a esos DirComs desconfiados y faltos de capacidad de organización. La idea establecida de que en la Administración todos los trabajadores son vagos por el mero hecho de realizar su tarea en una institución pública, sólo hace cerrar el círculo de “incompetentes” a los profesionales de la comunicación pública.

Y nada más lejos de la realidad. Aprovecharse de los conocimientos que los periodistas tienen de la institución, de los materiales que se disponen y de los que se pueden conseguir, y establecer un plan de trabajo coordinado, efectivo y con capacidad de resultados positivos, pueden ser ese fin taoísta de liberarse de la propia “deformación” y adaptarse al medio. Sirva como ejemplo la labor realizada por Alex Grijelmo en la agencia de noticias pública EFE, donde no sólo ha obtenido por primera vez beneficios, sino que además ha puesto en manos de los profesionales de la casa un Estatuto de la Redacción que les permite realizar una gestión informativa transparente. Como señala Grijelmo: “se ha demostrado que una empresa pública no tiene por qué ser deficitaria por definición”.

La medida que define a una buen DirCom de uno malo es el saber adaptarse al medio que le han otorgado dirigir, tal y como argumenta metafóricamente Bruce Lee en el anuncio, seria ser como el agua, que una vez metida en una botella o en una tetera, se convierte en la propia botella o la tetera.

5 nov. 2006

El INJUVE convoca la contratación de un Programa de Comunicación para 2007


El Instituto de la Juventud (INJUVE), organismo autónomo dependiente del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, ha publicado la convocatoria para la contratación de una asistencia técnica para el desarrollo de un programa de relación del Injuve con medios de comunicación durante 2007. Según publica el BOE de 27 de octubre de 2006 el plazo termina el próximo día 13 de noviembre.

En las bases de la convocatoria que se recogen en la propia página web del INJUVE el objetivo del contrato es la realización de un programa de relación del INJUVE con medios de comunicación para la difusión de las actividades que lleve a cabo durante 2007. Se indica como ámbitos prioritarios de difusión, a parte de los generales del organismo, la Red de Espacios para la creación joven, las Oficinas de Emancipación Joven, el Programa de creación Joven, el CUELAJ, convenios INJUVE y la campaña europea “Somos diferentes, somos iguales”.

Estas tareas incluyen el seguimiento de informaciones que aparezcan en los medios de comunicación sobre el INJUVE; resúmenes de prensa, organización de entrevistas y ruedas de prensa y envío sistemático de información a los medios.

El coste máximo de esta contratación es de 32.000 € y las condiciones del servicio se llevará a cabo en al sede del Organismo de acuerdo con la disponibilidad que requiere el trabajo cotidiano y las tareas descritas, o de forma extraordinaria fuera de esta sede cuando el servicio a desarrollar lo requiera. Podrán presentarse tanto personas físicas como jurídicas. Con acreditar ser licenciado en Periodismo y ofertar una cantidad menor cualquier persona física puede optar al mencionado contrato.

Lo destacable de este anuncio de contratación es que según se indica en el pliego de condiciones el “objeto del contrato” se “justifica”, entre otras cosas, por “la insuficiencia, falta de adecuación y la conveniencia de no ampliación de los medios personales y materiales que dispone este Organismo para cubrir las necesidades que se trata de satisfacer a través del presente contrato”.

Esta última circunstancia provoca la interrogante ¿no hay un gabinete de comunicación en el INJUVE y en el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, con personal y materiales suficientes? De nuevo, comprobamos que en la comunicación institucional las administraciones públicas hacen las rectas, torcidas...

3 nov. 2006

2 nov. 2006

Los catalanes ponen a trabajar a sus políticos

ciudadanos catalanas votandoLos ciudadanos de Cataluña han demostrado tras los resultados de las elecciones a la Generalitat que tienen la suficiente madurez política para no dejarse “engañar” con los cantos de sirena de los candidatos. Y para ello nada mejor que repartir el voto de tal manera que obligue a los políticos a tener que trabajar desde el primer día.

No voy a ser yo quien desde este blog haga un análisis político sobre los resultados que se han dado, pues opiniones hay para todos los gustos. Desde esta atalaya pública quisiera hacer referencia al aspecto institucional.

Tal y como han quedado los resultados, ningún partido político obtiene la mayoría suficiente para poder gobernar en solitario, y por lo tanto gestionar las instituciones de forma autónoma.

Los pactos a los que se lleguen deberán tener en cuenta una premisa fundamental: los ciudadanos catalanes quieren que se gestionen las instituciones públicas de forma eficaz, clara y con rentabilidad. La Administración Pública catalana no es un pastel que se reparte y que se devora con ansias de promoción particular. No es un reino otorgado para hacer y deshacer al libre albedrío.

Es muy probable que se llegue a un gobierno de coalición y ello dividirá la gestión pública entre distintos partidos políticos. Sin embargo esa diversidad no debe sobreponerse a la unidad de transmisión informativa al ciudadano. La Generalitat es el “órgano ejecutivo” que vela por la calidad social y económica de los catalanes.

Un mensaje coordinado entre las instituciones (esté quien esté políticamente) debe ser respetado y en este plano hago referencia a los gabinetes de comunicación institucionales de la Generalitat: nada de mensajes particulares con un interés partidista. Utilizar los gabinetes de comunicación aprovechando los profesionales que llevan ya años trabajando de forma independiente puede dar más garantías de eficacia y buen hacer, que el añadido de personal de confianza que apenas conozca la institución pública y lo que ciudadano quiere de ella.

Políticos: a trabajar por y para la cosa (causa) pública