28 mar. 2006

La FAPE cambiará sus estatutos en Burgos

La FAPE tiene previsto reunirse en Burgos el próximo día 1 de abril con la intención de modificar sus estatutos y dar entrada a nuevas asociaciones.

El orden del día que va a seguir la FAPE no puede ser más voluminoso, y se compone de 16 puntos a tratar. Entre lo más destacado, a parte de las famosas aprobaciones , si procede de las cuentas, está la reforma de los estatutos, la declaración sobre libertad de expresión y el plan de mejora de las condiciones de inserción laboral.

Uno de los puntos más curiosos es el informe especial sobre "ideas para el desarrollo de una Asociación de Prensa", junto al de Consejo Deontológico de la FAPE, y el refuerzo de la enseñanza de la ética y de la deontología del periodista en las facultades de Ciencias de la Información.

Por último, se constituirá nueva Junta Directiva y se ratifica el actual Consejo Deontológico.

Mucha tarea para tan poco tiempo. Pero es de esperar que se cumplan los puntos y que podamos encontrar el hueco para que los periodistas de la Administración Pública tengan su peresencia en dicho acto. Al menos, ya se ha dado un paso adelante: la ANPAP se ha inscrito para solicitar su incursión en la nueva FAPE que salga de la Asamblea de Burgos.

27 mar. 2006

Paga al partido y te doy trabajo

Las famosas cuotas que ha pedido ERC a algunos empleados de las consejerías de la Generalitat de Catalunya han levantado todo tipo de suspicacias, indignación y alguna que otra dosis de vulneración de las leyes que se eleva a la categoría de dimisión, cese…

Pero más allá de esta simple actuación de misivas para que unos paguen por ocupar puestos de responsabilidad en la Generalitat, y otros para que se hagan “amigos” de ERC y así pagar su correspondiente cuota, debemos fijar nuestra atención en la hipocresía de todos los partidos políticos cuando se trata de obtener favores administrativos por el mero hecho de ganar unas elecciones.

Diferenciar lo que es institución y política es algo que los que trabajamos para la Administración hace ya tiempo que lo tenemos más que asumido. La posibilidad de que en cuanto un partido gana las elecciones y toma posesión de las distintas administraciones comienza un baile de nombramientos en los que poco o nada tiene que ver su capacidad de gestión. Pero la situación va en aumento en los subnombramientos, es decir, la escala hacia debajo del equipo de amigotes que quieren también su parte del pastel.

Es ahí donde está el problema. ERC debe una explicación, `pero lo mismo el PSOE, el PP, CiU y todos los partidlos políticos. Lo de pagar al partido unas cuotas por ocupar un cargo es pecata minuta. No tiene más interés que el puramente moral (eso de pagar por trabajar en un sitio no está bien visto).

La realidad de este problema es quién garantiza que los cargos elegidos para ocupar puestos de responsabilidad en la Administración Pública son los más adecuados para gestionar esa parcela institucional. Ese es el verdadero problema. Las famosas cuotas de ERC han dejado al aire el incompetente sistema que siguen todos los partidos para colocar en puestos de responsabilidad a sus amiguetes, tengan o no idea de lo que van hacer.

Y ahí es donde tienen que luchar constantemente los trabajadores de la Administración. Soportar a un jefe incompetente, que no sabe por dónde van las cosas y al final son los propios empleados públicos quienes tienen que solucionar los destrozos.

Los partidos políticos españoles aún no saben que la Administración General del Estado, y sus comunidades autónomas son órganos públicos creados con el dinero de los contribuyentes y que deben ser gestionados con eficacia y equidad. El ganar unas elecciones no da vía libre para repartirse el pastel, sino a poner a las personas más competentes en los sitios que mejor se ajusten a sus cualidades. De este modo ganaría la administración, ganaría el partido que podría proporcionar una imagen de más eficacia, y ganarían, por supuesto, los trabajadores de la Administración que conseguirían quitarse el “sanbenito” de vagos: su eficacia está aún por demostrar, pero, como todo en esta vida, es necesario que haya un buen capitán que dirija el barco a buen puerto.

24 mar. 2006

Los compromisos adquiridos por Velázquez en el Congreso

Tenía ya ganas que el Congreso publicara el diario de sesiones de la jornada del 22 de febrero en donde se produjo la comparecencia del secretario general de Administraciones Públicas, Francisco Velázquez, ante la comisión de Administración Pública del Congreso.

En dicha inervención el secretario general se comprometió en buscar soluciones para los titulados superiores y de grado medio de la Administración. Argumentos que son suficientes para recordárselo en los próximos meses cuando el famoso Estatuto del Empleado Público y el Convenio Unico se pongan ya en marcha.

Según recoge la página web de ATSUME: Velázquez "reconoce que existe “un decalaje retributivo” entre funcionarios (A y B) y titulados laborales (superiores y medios) que no está justificado.

Piensa que el II Convenio Único y el Estatuto del Empleado Público solucionarán el problema de los titulados laborales.

El Estatuto hará efectivo el derecho a la promoción interna de todos los empleados del Estado, tanto laborales como funcionarios. Abrirá la promoción horizontal y cruzada a funcionarios A y B para los titulados laborales". El II Convenio Colectivo posibilitará “acceder a puestos de mayor responsabilidad dentro de la estructura de personal laboral”, retribuirá con complementos la responsabilidad y “la posibilidad, incluso, de tener una cierta carrera profesional para el personal laboral”.

Unas palabras que llaman a la esperanza de poder alcanzar algún día el tan esperado reconocimiento profesional de los periodistas (hablo para nuestro colectivo, pero también afecta a otros colectivos titulados superiores).

Pero creo que lo mejor es que leais por vuestra cuenta lo dicho por Velázquez en la comisión del Congreso: pinchar aquí para descargar PDF

23 mar. 2006

Cuando la incompetencia se adueña de las publicaciones oficiales

En este blog no hemos tratado aún la problemática que “padecen” las publicaciones oficiales, y bien es verdad que realizan una labor meritoria socialmente (se dirigen a sectores muy concretos).

El trabajo de los periodistas de estas publicaciones oficiales quizás es el que más se ajusta al mundo periodístico dentro de lo que es la comunicación institucional pública. Cierto es que se deben plegar a unas normas y editoriales concretos, pero es una lógica cartesiana ya que son publicaciones tan especializadas y tienen un destinatario tan concreto que cualquier intentona “separatista” de publicar algo fuera de esa línea editorial sonaría chirriante.

Ahora, las injusticias en este mundo de las publicaciones oficiales son de los más variados, como un ejemplo puede servir el caso de un compañero que lleva ya 7 años haciendo las funciones de redactor jefe de una publicación oficial y sigue cobrando el sueldo de redactor, o como viene en llamarle el convenio único, Titulado Superior de la Administración. No hay plus, ni reconocimiento, pero eso sí, tiene la “obligación” de actuar como redactor jefe.

Para colmo, este compañero tiene que “soportar” la llegada de un “equipo” de funcionarios del MAP que llegan sin la menor idea de lo que es una publicación, con el añadido de querer dejar claro que ellos están ahí para mandar. Tal contradicción genera la lógica confusión y, lo peor de todo, ralentizar el trabajo.

Como vemos también las publicaciones oficiales se convierten en un cajón de sastre en el que todo el mundo tiene cabida, de tal modo que disponen de capacidad de opinión y de ejecución, dejando a los verdaderos profesionales (algunos llevan ya sus 20 años) arrinconados y sólo utilizados cuando las cosas se ponen demasiado torcidas.

La Administración debería tener más cuidado con este sector de la comunicación. Un sector que dirige su trabajo a una población muy concreta, que ha consolidado en el mercado unas cabeceras tan conocidas que ya las quisieran muchos del sector privado: léase “Carta de España”, “Hoja del Mar”, “Defensa”, etc.…

Cuando se pide un reconocimiento del periodista en la Administración no es por una cuestión de frivolidad o ambición estatutaria en el sector funcionarial, es sólo por una dignidad profesional que no se vea afectada por un intrusismo inoperante, ignorante e ineficaz.

22 mar. 2006

Los periodistas pueden promocionar si se cambian de mesa

El otro día hablabamos con Francisco Velázquez, secretario general de las Administraciones Públicas, sobre las posibilidades que tienen los periodistas contratados laborales de promocionar y llevar a cabo una carrera profesional en la administración dentro del ámbito de la comunicación. Velázquez se mostró comprensivo y convencido que esa situación debe cambiar.

La mala suerte es que hasta que llegue ese cambio los periodistas de la Administración tenemos que movernos en aguas un tanto turbias. Las posibilidades de promoción son nulas, ahora bien, si usted se mueve con cierta habilidad y toca las teclas adecuadas, probablemente suene una candenciosa melodía que le lleve a situarse en un plano laboral superior al del resto de sus compañeros. Eso sí, avisado queda que esa situación sólo tiene carácter temporal (lo que dure el jefe de turno que le haya correspondido).

Para que la promoción tenga efectos consolidados, es decir, fijos, lo mejor que le puede suceder es que le cambien de mesa. Con un simple cambio de mesa se puede obtener una promoción que, si bien no será la envidia de sus compañeros y tampoco aumentará la nómina que reciba a final de mes, pero al menos habrá conseguido establecerse en un estatuts distinto al que tenía antes.

Pero si quiere promocionar más rápido, no hay nada como estar de baja unos meses, periodo necesario para que el jefe o DirCom de su gabinete compruebe que no se puede mantener ese espacio vacío y conviene rellenarlo. Los ingredientes son sencillos: incorporación de nueva persona, interrogante sobre dónde ubicarla, vistazo general a la redacción, hueco vacío, finiquitado el problema. ¿Y la incorporación del de la baja?. Aquí es donde viene lo bueno, ese personaje, sin haberlo provocado casi, obtiene el "regalo" de una promoción en su puesto de trabajo al ver que ya no tiene el sitio de antes y ahora dispone de un cubículo donde podrá "disfrutar" de esa ganada promoción...

(NOTA DEL EDITOR: esta situación es puramente ficticia, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, y si alguien se ve reflejado, por favor que deje un comentario que agradeceré de todo corazón).

20 mar. 2006

Velázquez pasa la pelota a Presidencia de Gobierno

A estas alturas para qué nos vamos a engañar. La reunión que el pasado viernes mantuvo una representación de la ANPAP con el secretario general de las Administraciones Públicas, Francisco Velázquez, dejó varias propuestas en el aire, y sólo dos compromisos.

Buenas palabras no faltaron en la reunión. Velázquez se mostró muy receptivo a todas las reivindicaciones que se le hicieron sobre la situación de los periodistas de la Administración, e incluso demostró conocer muy bien la "complicada" estructura organizativa y laboral de la comunicación institucional en la Administración General del Estado.

El secretario general quiso dejar claro que apoya y reconoce las peticiones de los periodistas de la Administración, sin embargo aseguró que el Ministerio de Administraciones Públicas no tiene potestad para obligar a la creación de un marco legal de la Comunicación Institucional Pública, es decir, no puede ordenar a cada ministerio la fijación de unas estructuras administrativas visibles como pueden ser las Direcciones de Comunicación.

Según Velázquez cada ministerio tiene su estructura organizativa y deben ser las subsecretarias quienes soliciten al MAP el establecimiento de una nueva dirección general de Comunicación Institucional. Y en este sentido comentó que el camino más indicado es que sea Presidencia de Gobierno quien disponga la puesta en marcha de esas nuevas entidades en Comunicación Institucional. Una disposición que sería apoyada sin ningún tipo de oposición por el MAP.

En cuanto a la situación laboral de los periodistas de la Administración (funcionarios y laborales), Velázquez fijó la solución en la próxima ("para mayo" dijo) aprobación del Estatuto del Empleado Público y en el preacuerdo del Convenio Único que firmaron los sindicatos con la Administración a finales de febrero. En ambos, hay aspectos que posibilitarán la promoción de una carrera profesional dentro de la Administración, la elaboración de unas RPTs con sus jerarquías, que permitan "mejorar las condiciones de los periodistas".

Los dos compromisos adquiridos por Velázquez a petición de la ANPAP son: la elaboración (o mejor dicho, "vamos a intentar") de un censo de periodistas que trabajan para la Administración Pública; y anular el curso que ha ofertado el INAP sobre Comunicación y al que sólo podían acceder los funcionarios del grupo A. Velázquez calificó este curso de "discriminación injusta y vamos a poner los mecanismos en marcha para que el INAP corrija esta convocatoria de curso".

Y poco más podemos reseñar de una reunión que tuvo el tiempo muy limitado y encima interrumpido constantemente por llamadas al móvil de Velázquez. Lo único claro es que hay que mantener la presión, pero esta vez dirigiendo toda la artilleria hacia Presidencia de Gobierno, y más concretamente a la secretaria de Estado de Comunicación para que adquieran un compromiso de solución para la situación de los periodistas de la Administración.

16 mar. 2006

Los periodistas de la Administración Pública se reúnen con Francisco Velázquez, número dos del MAP

La Asociación Nacional de Periodistas de las Administraciones Públicas (ANPAP) se reúne mañana, viernes 17 de marzo a las 10,00 horas, con el secretario general para las Administraciones Públicas, Francisco Velázquez, en la sede madrileña del Ministerio de Administraciones Públicas.

Los periodistas de la Administración tienen previsto exponer al secretario general una serie de propuestas en las que destaca la creación de una entidad organizativa-administrativa como es la Comunicación Institucional, lo que permitiría el reconocimiento de los profesionales mejor cualificados para llevar a cabo esa tarea de comunicación, es decir, los periodistas. Asi mismo, esta opción organizativa daría paso a una factible Relación de Puestos de Trabajo (RPTs), y a la posibilidad de promoción que permita una carrera profesional real y efectiva en el mundo de la comunicación institucional pública.

Asi mismo, se solicitará a Francisco Velázquez la elaboración de un censo de los puestos de trabajo que desempeñan relaciones con los medios de comunicación, seguimiento de medios, o bien participan en la elaboración de publicaciones oficiales.

Otros aspectos a tratar en la reunión será la situación de los laborales tras el "preacuerdo" firmado por el MAP con los sindicatos sobre el Convenio Único; las modificaciones y repercusiones que va a tener en el colectivo de periodistas el nuevo Estatuto del Empleado Público y la utilidad que se puede obtener de los profesionales de la comunicación en la denominada Administración Electrónica.

15 mar. 2006

La Administración convoca un curso sobre comunicación sólo para funcionarios del grupo A

No dejará de sorprenderte la Administración. A las continuas negativas de reconocer públicamente la comunicación institucional como una entidad organizativa propia de cualquier administración moderna, se une la "incomprensible" convocatoria de acciones formativas para el desarrollo de la función directiva profesional del cuerpo funcionarial del grupo A que publicó ayer el BOE.

Entre esas acciones formativas figura la de "Comunicación", cuyos objetivos son "facilitar el acceso a diversos conocimientos y habilidades relacionadas con la información, la comunicación, la publicidad y los medios de comunicación desde distintos puntos de vista, dentro y fuera del sector público".

El programa del curso que no tiene desperdicio: "La comunicación. Los medios de comunicación en España. La información adminisrtrativa. La publicidad. Publicidad institucional. Actuaciones ante los medios de comunicación. Habilidades personales de comunicación. La comunicación interna y externa". El curso tiene una duración de 20 horas lectivas y la fecha programada para los días 18,19 y 20 de abril.

La discriminación es total. Por lo pronto los periodistas laborales del grupo I no tienen derecho a este curso, y díganme si los temas y objetivos del curso no tienen que ver con el trabajo diario de los profesionales de la comunicación que realizn su labor en los gabinetes de prensa.

¿Cuántos funcionarios del grupo A están en gabinetes de prensa?, ¿son tantos como para que el INAP dedique 20 horas lectivas a un curso que básicamente se dirige a quienes tengan que tratar diariamente con la prensa? ¿por qué no se organiza un curso para los periodistas laborales?

13 mar. 2006

Un nuevo sistema va a evaluar a los empleados públicos

El Periódico de Catalunya publica una noticia de mi amigo Paco Palacios en la que se comenta las novedades que va a introducir el nuevo Estatuto del Empleado Público y que, parece ser, está previsto que llegue al parlamento en el mes de mayo.

Copio literalmente la noticia, y que cada uno saque sus conclusiones, yo, por mi parte, aún no termino de encontrar en qué medida puede afectar o beneficiar al colectivo que trabajamos para los gabinetes de prensa. Por ahora, me inclino más a que nos va a perjudicar pues nuestra labor se desarrolla en una unidad administrativa demasiado politizada...

"El Gobierno enviará el Estatuto del Empleado Público al Parlamento a principios de mayo
Hasta ahora, el sueldo y el puesto de trabajo de un funcionario eran materias prácticamente intocables. No lo serán tanto cuando entre en vigor el Estatuto del Empleado Público y se establezca el nuevo sistema de evaluación anual de las capacidades de todo el personal, incluido el de las comunidades autónomas y los ayuntamientos. Quien mejor desempeñe su función ganará más, pero el que no cumpla con los objetivos fijados podrá perder complementos salariales o incluso el puesto habitual de trabajo.
Ésta es una de las grandes novedades del nuevo proyecto de estatuto de los funcionarios que entrará esta semana en la recta final tras acabar la revisión del borrador por parte de los sindicatos. Durante los próximos días, el secretario general de Administraciones Públicas, Francisco Javier Velázquez, intensificará los encuentros con las centrales, las comunidades autónomas y con los ayuntamientos con el fin de tener listo el texto definitivo a finales de este mes. La intención del ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, es llevar el proyecto de ley al Parlamento a principios de mayo.
Mérito y capacidad
El anteproyecto de ley está impregnado de una filosofía basada en "el mérito, la capacidad y la experiencia", cualidades que deberá tener todo el personal que trabaje en la función pública.Cuando el texto legal entre en vigor, todas las administraciones deberán ordenar la selección y control de sus funcionarios conforme a un nuevo sistema de pruebas. Como señala el anteproyecto, el aspirante a empleado público deberá superar "ejercicios que demuestren la posesión de habilidades y destrezas, dominio de lenguas extranjeras y, en su caso, superación de pruebas físicas". Además deberá realizar "cursos selectivos" y pasar un "periodo de prácticas". Los procedimientos de selección del personal obligarán al aspirante a aportar un currículo y a realizar una entrevista personal como en la empresa privada.
Profesionalización
"Se trata de profesionalizar la administración, llevarla al siglo XXI porque no podemos seguir con criterios de 1950", explica Velázquez. La intención del Gobierno es que cada puesto de trabajo se cubra con un perfil específico de empleado.Además, Velázquez avanzó que "se diseñará un sistema de evaluación de desempeño de la labor por el que ganará más quien mejor trabaje y perderá salario el que no cumpla con los objetivos".
El secretario general dijo que una evaluación negativa de un funcionario "frenará su carrera en la Administración y podría perder su puesto --no su plaza, que la tiene por oposición-- siendo trasladado", incluso a otra localidad.
La Administración y los sindicatos negociarán este sistema de evaluación que será público y objetivo. Según CCOO, "todo se realizará a través de actuaciones de inspección, lo que requerirá la creación de un nuevo cuerpo de inspectores".

12 mar. 2006

Los periodistas tendrán algo que decir sobre la Administración Electrónica

He leído que el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, compareció en el Senado para explicar las líneas maestras del MAP en la Administración Electrónica y el plan Moderniza. Una suerte de modernizar la Administración y de entrar con fuerza en la denominada Sociedad de la Información.

Sevilla ha pedido una nueva cultura de cooperación para aprovechar las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías para lograr “un mejor gobierno”. Para ello, el ministro ha anunciado las medidas urgentes que próximamente aprobará el Consejo de Ministros, entre las que destacan:
1 Supresión de la petición de los 10 millones de volantes de empadronamiento que se piden cada año a los ciudadanos.
2 Eliminación de las fotocopias del DNI
3 Creación del registro telemático único
4 Notificación de cambio de domicilio
5 Pago telemático
6 Notificación telemática segura
7 Incorporación a Internet de los 800 formularios de la Administración General del Estado.

Y todo ésto ¿qué tiene que ver con los periodistas de la Administración?. A mi modesto entender, estamos ante un reto al que no podemos dejar de lado. El mundo de internet ya es real, las informaciones se cruzan con una rapidez inusual, de tal modo que esa actitud de hacer una nota de prensa y lanzarla a las seis horas de haberse producido el hecho de poco o nada va a servir.

El ministro ha adelantado los puntos esenciales de la futura Ley de Administración Electrónica, que reconocerá el derecho de los ciudadanos a relacionarse con las administraciones por medios telemáticos. Es decir, se sustituirá la cultura de que las administraciones “puedan” ofrecer estos servicios, por el “deber” de ofrecerlos.

Y los periodistas tendremos algo que decir en todo esto. Nuestra labor es la de comunicar, y además somos conocedores del mundo de la Administración, dos conceptos que pueden permitir a la Administración Electrónica disponer de mejor "munición" para ganar esa batalla. El ciberperiodismo es una opción que debemos considerar los que trabajamos en los gabinetes de prensa de las administraciones públicas. Cada vez el ciudadano va a reclamar más rapidez en las notificaciones, e incluso se va a convertir en enlace directo con la administración, lo que significa que los periodistas podremos comunicarnos con el ciudadano sin necesidad de pasar por el tamiz de los medios de comunicación tradicionales.

Es posible que un ciudadano se suscriba a un boletín electrónico de determinado ministerio, obteniendo información puntual de las actividades y otras opciones que ese ministerio y sus organismos autónomos oferten en ese momento. Conviene tomar posiciones en esta nueva era que nos ofrece el ciberespacio, las numerosas opciones que nos depara el e-gobierno.

Seguiremos hablando de ello

9 mar. 2006

Piden a la FAPE que se involucre en el reconocimiento de los periodistas de la Administración

En la Asamblea de la ANPAP que se celebró el pasado 7 de marzo en el salón de actos de la APMadrid se alcanzaron una serie de propuestas dirigidas a conseguir el reconocimiento de la categoría de periodista a la Administración General del Estado, y el establecimiento de la comunicación institucional como entidad organizativa.

Una de las peticiones fue solicitar a la FAPE que se involucre en defender ante el Gobierno el reconocimiento de los periodistas de la Administración. Así lo harán llegar a la asamblea que la FAPE tiene previsto celebrar en Burgos el próximo 1 de abril.

Se propuso, además, elaborar un documento de base en el que se establezca cuál es la situación de los periodistas de la Administración, posicionamiento ante el Estatuto del Periodista Profesional, y los nuevos retos que el colectivo va a tener que afrontar (creación de la estructura de relación de puestos de trabajo, las posibilidades de promoción, límites administrativos en cargos políticos, etc).

NOTA: Si alguien está interesado en el acta de la Asamblea, puede dirigir un correo pinchando AQUÍ

Caminar hacia lo que uno cree justo

Muchos me habeis animado a seguir, y os estoy muy agradecido. En estos dos días de reflexión he conseguido concentrar toda la rabia interior y canalizarla hacia algo más positivo. He decidido caminar hacia lo que creo que es justo: la comunicación institucional y el reconocimiento de los periodistas por parte de la Administración.

Creo en la comunicación institucional pública, tengo la certeza que los ciudadanos tras 30 años de democracia se merecen una comunicación más sólida, equilibrada, justa, veraz, objetiva y eficaz, y también tengo claro que los únicos profesionales capacitados para que se cumplan toda esas premisas son los periodistas, porque como dice Ryszard Kapuscinki "por verdadera que sea una información, carecerá de valor si no está en condiciones de interesar a un público que, por otro lado, es crecientemente caprichoso". Y hoy en día, la sociedad tiene muchas y variadas fuentes en las que obtener información, por lo que, desde las administraciones públicas, no se puede lanzar mensajes burocráticos.

A partir de ahora este blog va a convertirse en una lanzadera de propuestas, ideas, proyectos, sin olvidar ese otro aspecto: el de la denuncia, el de la reflexión sobre actos que consideremos incompatibles con la esencia de la comunicación institucional, y sobre todo el trabajo de los periodistas de la Administración. No queremos seguir siendo ninguneados por cada DirCom que se asome a la puerta de la redacción.

8 mar. 2006

¿A quién le importa?

Las previsiones más pesimistas se cumplieron. Lástima, pero así son las cosas y así hemos de aceptarlas. Comentarios como "tenemos lo que nos merecemos", o "la gente está adormecida en los brazos de mama Estado", "a la gente hay darle los hechos consumados", de poco me sirven. De todo esto sólo me surge el estribillo de aquella canción de Alaska y los Pegamoides, con el título "A quién le importa"...

Pues eso, el individualismo existente, ese que canturrea a quién le importa lo que yo haga, a quién le importa lo que yo diga, yo soy así, y así seguiré, nunca cambiaré... parece que se ha instalado en las mentes de muchos compañeros que ni tan siquiera les interesa el calificativo de periodista. Son funcionarios, trabajadores, laborales, o lo que usted guste en llamar, el caso es que a final de mes la mamá Estado ponga en su mano la nómina con el correspondiente sueldo fijo.

Y repetirán siempre el mismo estribillo "a quién le importa", en un intento vago y acomodado de justificar que las cosas no tienen arreglo, que todo son quimeras, sueños, ilusiones que nada tienen que ver con la realidad existente. Ellos sí están en la tierra, están convencidos que los "quijotes" son unos locos cariñosos en busca de aventuras que nunca se darán. Ellos, los "sanchos" intentan, a su manera, frenar los ímpetus de cambio de los otros, y para ello esgrimen siempre la misma respuesta ¿a quién le importa?.

6 mar. 2006

El Confidencial Digital recoge las propuestas de los periodistas de las administraciones públicas

El Confidencial Digital en su edición de hoy ha recogido las reclamaciones y propuestas que van a presentar los periodistas de las administraciones públicas en la asamblea que celebrarán el martes 7 de marzo en el salón de actos de la APMadrid.

Con el título "Informadores de la Administración Pública preparan un documento que se anticipe al Estatuto del periodista profesional"el diario digital anticipa uno de los temas que se trataran en la asamblea, referente al artículo 16 del proyecto de Estatuto del Periodista Profesional que aún tiene que pasar el trámite parlamentario. Este artículo 16 hace referencia al libre acceso a las fuentes de información de la administración, y la reclamación de que en el plazo de un año se modifique el artículo 37.5 de la Ley 30/1992, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

Pero también se trataran otros temas como son la definición normativa de la Comunicación Institucional Pública, la creación de una estructura administrativa, y el reconocimiento del trabajo profesional de los periodistas.

>>>> Leer artículo completo

5 mar. 2006

Intranquilidad absurda para la asamblea del 7 de marzo

Tengo que reconocer que llevo unos días con una intranquilidad absurda ante la respuesta que pueda darse en la Asamblea de la ANPAP para el martes 7 de marzo. Respuesta que se fija en el número de periodistas de las administraciones públicas que asistirán. Por lo pronto, ya me ha contestado mi amigo Juan Carlos Purcalla, de la delegación del Gobierno en Cataluña, que asistirá con el fin de " hacer llegar a la Asamblea la situación de un Gabinete de Prensa tan singular como es el de la Delegación del Gobierno en Catalunya", y por supuesto informarse de esta nueva andadura de los periodistas de las administraciones públicas.

Soy una persona que se ilusiona mucho cuando tiene delante nuevos proyectos, pero es que en este caso se une a esta ilusión natural, la creencia de que la Comunicación Institucional pública y los periodistas que la trabajan tiene todas las probabilidades de ser reconocidos por todos. Tengo confianza en ello, y sé que muchos también, pero bien es verdad que existe un nutrido grupo que ya esta harto de tantas promesas, sueños, quimeras, ilusiones, etc., que han terminado diluyéndose en el camino y se sigue trabajando por la inercia de cobrar a fin de mes.

Pero esta vez os quiero animar a todos. Yo, lo reconozco, soy de ese grupo harto de promesas, pero, también es verdad que estoy hasta las narices de quejarme constantemente, de criticar en la barra de un bar lo que ha sucedido con Menganito, los aires de grandeza que se trae Fulanito, de la tontería que ha hecho Zetanito... Y ya no aguantó más.

He puesto este blog para taponar ese estado anímico crítico y vociferante, donde las palabras escritas-publicadas puedan expresar mejor el sentir de un colectivo de profesionales que se han visto privados de algo tan importante para su trabajo como es el de "contar" lo que sucede, de "escribir" con elegancia, con ironía, con suavidad, con rabia lo que a uno le carcome por dentro.

Y creo que se va a conseguir. Para empezar el blog está abierto a esa opción de ánimo crítico que todos tenemos, y segundo, y más importante, la posibilidad de hacernos un hueco serio y profesional en el mundo de la Comunicación Institucional Pública. Podemos llegar a ser el interlocutor que todo Gobierno tenga que llamar cuando inicia una legislatura.

Sueño o utopía, no lo sé, pero si tengo claro que debemos darnos una oportunidad. El martes, 7 de marzo lo veremos: según la respuesta (presencial) de los periodistas de las Administraciones Públicas nos dirá si debemos seguir, o tirar la toalla y cada uno por su lado.

2 mar. 2006

Asamblea extraordinaria de los periodistas de las administraciones públicas

Muchas cosas son las que han sucedido en los últimos dos meses en el ámbito de la comunicación institucional, y por ello los periodistas de las administraciones públicas, organizados en la ANPAP, han decidido convocar una Asamblea extraordinaria.

La Asamblea se celebrará el próximo martes, 7 de marzo, en el salón de actos de la Asociación de la Prensa de Madrid (APMadrid) en horario de 18,00 horas. A la Asamblea puede acudir cualquier persona que tenga que ver con el mundo de la comunicación institucional pública.

En el orden del día, se recoge el dar a conocer el informe de gestión de los últimos dos meses y los avances laborales alcanzados con el convenio de colaboración de ANPAP con los Titulados Superiores y Medios laborales de la Administración (ATSUME).

Y por último se someterá a debate los proyectos futuros siguientes:
- Elaboración de un documento de Bases del Periodista de las Administraciones Públicas.
- Planificación de propuestas que permitan:
* Dignificar la identidad de los periodistas de las administraciones
* Reforzar la entidad de la ANPAP como aglutinadora de ese estatus profesional
* Convertir la ANPAP en el punto referencial de la Comunicación Institucional pública en España

Ahora sólo queda saber la respuesta que tendrá esta convocatoria entre los periodistas que trabajan para la Administración Pública, sean laborales o funcionarios, porque a todos les une un mismo fin: ser reconocidos profesionalmente como periodistas.

Animo a todos, desde este humilde blog, a que asistan a la Asamblea del próximo martes, 7 de marzo.